Archivo de la etiqueta: Volver de la Muerte

Volver de la Muerte

He afirmado en más de una ocasión, porque baste la mínima Observación para confluir en la Aseveración, que nosotros, como especie humana, estamos “diseñados” para algo más que para una vida biológica simple: es decir, un ser con dos brazos y manos, dos piernas y pies, que, según dicen (Darwin), un día, levantamos la “cabeza” irguiendo nuestro cuerpo, separándolo, materialmente, del campo magnético de nuestra Madre la Tierra.

No me decanto por esa teoría… los Neanderthales llevaron miles y miles de años terrestres sobre la superficie de la Madre y no “evolucionaron”, fue otra especie, los cromañones o sapiens, que comenzaron a “invadir” la superficie de la Madre… Según estudios cromosomáticos, jamás se mezclaron o nos mezclamos ambas especies que estuvieron conviviendo muchos miles de años más sobre el Manto terrestre. La ortodoxia dice que fueron los neandertales los que no se supieron adaptar, ellos que, precisamente, estuvieron viviendo muchísimos miles de años más de los que llevamos nosotros, ahora, aquí… Cada cual estime en su balanza lo que crea, pero para mí está clarísimo: un nuevo “diseño” humano hizo errupción porque el viejo modelo ya no correspondía a los planes Cósmicos… el Cosmos, la Creación, necesitaba de un ser más “preparado” para su propia Evolución, el Cosmos necesitaba de seres más “adaptados” para lo que el “futuro” nos tiene deparado… Aún y todo no estamos, ni mucho menos, perfeccionados para llevar a término ese Plan: ahora estamos mutando y re-definiéndonos de nuevo para dar paso al nuevo Ser Humano que habrá de habitar sobre la Madre.

La criatura humana actual, nosotros, mientras, nos debatimos en un Caldo Alquímico cuyo resultado final será, querámoslo o no, el nuevo Humano.

Este Caldo, el caldo de nuestras acciones, nuestras percepciones, nuestras sensaciones, dan lugar a muchos estados interiores de conflicto,… estados internos propios de Cada Ser Humano… No sabemos “manejar”, por no entender, todo el proceso de la Madre,….

No, no me desvío: para entender a los “pobres”, tienes que ser y vivir como un pobre…; para entender a un “enfermo físico” que sufre, tienes que sufrir una enfermedad en tus carnes…; para saber lo que es la bondad, tienes que ser la bondad misma, manifestarte en ella…; para saber lo que es la empatía, tienes que convertirte y sentirte dentro del “otro”;… para saber lo que es la Muerte,… tienes que morir físicamente. En los puntos anteriores puedes entrar de lleno mientras estás “vivo” físicamente, pero para entender lo que es la “muerte física” tienes que haber muerto y de ahí no puedes volver.

Es nuestra Gran Lección, la gran lección del sapiens que evolucionará hacia el Ser Humano Consciente y con Conciencia de Seres Sabios… Para llegar a la Sabiduría tienes que despojarte de lo que eres y convertirte y vivir en el otro “estado” para saber lo que “es” y actuar en consciencia y consecuencia… En el punto final: la Muerte física no podemos, de momento, llegar a ninguna consciencia porque nos está vedado, por mucho que se hable, se escriba y se crea entender,… qué es la muerte física, cómo es el trance final (sin drogas), y hacia dónde nos diluimos… Tenemos que empezar a entender y a manejar los primeros puntos para llegar al punto final… Afirmo que por mucho que se intuya o se afirme, de momento no podemos, en absoluto, aseverar absolutamente nada, por muchos fantasmas y manifestaciones desde otras “realidades” energéticas: tenemos que aprender a ser Maestros Sabios para entrar de lleno en ese estado dimensional, para entenderlo y abrazarlo como parte del Todo…

De momento la gran lección que tenemos pendiente por parte de la Madre, es ésa: aprender a ser Madre, aprender a ser el “otro”, aprender a deslizarnos entre los millones de conflictos y sufrimientos para llegar al océano final donde todo queda realmente Transparente y no existen ya ni dudas ni dolor ni estados donde haya quedado nada nebuloso u oscuro… ahí ya no hay dudas de ningún tipo.

Muchos dirán: muchos han vuelvo, hay fantasmas, hay manifestaciones, hay voces, hay, hasta incluso “posesiones”… sí… y es que hasta todo queda magníficamente grabado aquí en este plano: nada se pierde… donde han sucedido cosas graves el lugar queda magnética o plasmáticamente grabado a sangre y fuego, todo queda recogido en ese lugar (¿os imagináis el dolor que ha quedado en los lugares –teramillones de lugares- donde ha quedado grabado el “dolor”, la pena, el sufrimiento?) y ahora qué haremos para “borrar” ese dolor y resetear o volver al estado “original” de no-sufrimiento; qué haremos para de-volver al Estado Original sus propias vibraciones…. Nos hemos desviado del Camino,… volver va a costar…. Volver de la Muerte continua (como estado de depredación y de aniquilamiento)… va a costar… Cuando empecemos a andar en la Senda correcta veremos cómo lo que ha quedado ahí “grabado” se autorregenera y lo que ha sido negativo se re-convierte para dar lugar a otro tipo de vida metafísica que dará lugar, incluso, a la vida biológica o física (nada se pierde, todo se transforma)… Lo que no podemos ni debemos hacer es retener el mal… el dolor… de forma permanente… Todo esto lo nombro conscientemente, y no, no me desvío de lo que quiero comunicar, ya que como Colaboradores Existenciales de la Creación misma, como Criaturas erigidas (no elegidas) para “algo más”, tenemos que aprender a “manejar” todo lo demás: aprender a ser Madre, a cuidarnos unos a otros, a Amarnos, y no sólo a los de nuestra especie… sólo así podremos ir entrando en resto de Planos,… sólo así, a través de la Sabiduría, que lo abarca todo, hasta poder comunicarnos con el Átomo más pequeño para poder saludarlo o re-situarlo o pedir su “colaboración”, podremos entender y abrazar absolutamente Todo, hasta incluso la muerte misma y su camino biológico… Sólo así podremos llegar, incluso, a comunicarnos con los demás seres que están marchando o que han marchado… No habrá entonces necesidad de comunicarnos a través de médiums o sensibles, o… navegar en océanos que no conocemos… que sólo intuimos, y que, en la mayor parte de las ocasiones, imaginamos ilusoriamente.

Al igual que todos vosotros, reconozco que este Plano, el Plano de la Madre lleva una gran Lección, una lección hacia la Sabiduría, una lección hacia la integración de todos los planos: desde los más pequeños metafísicos o de energía hasta llegar a los Planos etéreos donde todo se puede abrir o cerrar a “voluntad”, tanto de una como de otra parte… pero para llegar ahí, primero, tendremos que ser los auténticos Humanos para los que hemos sido Diseñados.

Primera Lección: “DEJA FLUIR… NO TE QUEDES CON NADA: NI LO BUENO NI LO MALO”. Si es bueno aprende a DARLO; si es malo o negativo, aprende a dejarlo ir: no lo RETENGAS JAMÁS…

Un abrazo