Archivo de la etiqueta: miseria

Apañados vamos… ¿Dónde está la ONU?

Apañados vamos… ¿Dónde está la ONU? Como escuché llorar, por radio, a una víctima de los bombardeos de quien sea… al fin y al cabo quien mata es un asesino… como escuché llorar a una pobre víctima diciendo: “¿Dónde está la ONU? Bien, a vosotr@s Herman@s siri@s o de cualquier otro lugar donde se infringe la más elemental ley de respeto y de consideración hacia cualquier Ser Humano, la respuesta es fácil: LA ONU ES UNA PANTOMIMA. La Onu no puede o no quiere hacer nada… La Onu no sirve para nada… porque lo ha demostrado millones de veces. ¿De qué sirve que a un asesino se le condene tras haber cometido sus crímenes, si cuando los estaba cometiendo no fue detenido? Tan culpable es el asesino como quien permite el asesinato… Por tanto, confiar en esas legales, estatutarias y bonitas instituciones que sólo sirven para hacer “bonito” con unos “bonitos” Derechos Humanos que se infringen cada milésima de segundo en todo el Planeta, sin entrar a entablar sobre la gravedad según sean esas injerencias asesinas. LA ONU prácticamente NO SIRVE PARA NADA. ¿O sí? ¿Acaso para resolver la guerra con más guerra? ¿O sí? ¿Acaso para perder el tiempo con reuniones y más reuniones que se aplazan, porque las reuniones están hechas para ser aplazadas las cuestiones fundamentales y así dejar que el crimen (sea el que sea) llegue siempre hasta su término y final o continuación. Esperando que todo se resuelva por sí mismo, es decir, cuando ya todos estén muertos ya nada habrá que hacer en la práctica. Realmente, este mundo, este espantoso mundo es peor que un infierno, y no creado ni por dioses ni por demonios, sino por la “humanidad” misma… Claro, para lavarse las manos o las posaderas todo se desliza de modo sutil, de modo que la brutalidad en la que nos manejamos quede como velada y así,… así… si siempre echamos la culpa a algo o a alguien, mejor que mejor… Así… así,… ya no somos NOSOTR@S, ahora son los fantasmales aliens que nos tienen pillados por los cojones y nos hacen que SEAMOS MALOS… En fin… entonces, me pregunto, ¿para qué cojones necesitamos de un cerebro “pensante”? ¡Ah, sólo para pensar en lo mío-mío-mío que no es tuyo ni vuestro!!!! Vale. Hace tiempo que no recalo en los mensajes Crísticos, pero que todo esto nos viene más que al pelo. Naturalmente que quienes no tenemos ni dónde caernos muertos porque cualquier sitio nos va a ser lo mismo para ese efecto y circunstancia, no podemos hacer en la práctica nada, salvo denunciar, rezar y elevar nuestra conciencia intentando que toda esa y cualquier otro tipo de masacre humana FINALICE YA!!! Pero venga al caso recordar aquello que nos dejó en el Testamento (o legado)para nuestro “buen comporamiento”. Recordemos aquella parábola del campo de labranza que fue legado para ver qué es lo que hacían ciertos individuos. Esta parábola se refiere a NUESTRA VIDA. El Campo es nuestra Vida Individual. Si no Sembramos nada en ella nos iremos de esta vida sin nada en las manos, vacíos, hueros. No sirve de nada que digamos que “no podemos hacer nada”, claro… es muy bonito pensar o decir que “cada uno tiene sus problemas” o “que no podemos hacer nada al respecto”. Ello no es cierto, EN ABSOLUTO. Cada vez que giramos la cara frente a los problemas ajenos… Cada vez que negamos nuestra Ayuda a quien la precise. Cada vez que negamos nuestra mísera limosna a quien los la solicita… Cada vez que nos enceramos en nuestra “casa” en nuestras miserias, en nuestras no-implicaciones, estamos DEJANDO DE SEMBRAR EL CAMPO QUE NOS FUE LEGADO. Es un campo baldío. Claro que podemos HACER. Y DEBEMOS HACER todo lo permita nuestra circunstancia personal, por poco que sea VA A SER MUCHO… Pero si giramos la cabeza, si ignoramos todo lo que acontece en nuestro planeta-mundo, entonces estamos, igual que hace la ONU: estamos permitiendo TODOS LOS CRÍMENES, habidos y por haber. Y me gustaría decir que ¡BASTA YA DE CRÍMENES Y DE GUERRAS!!! Cada vez que una bomba o un arma desgarra algo, desgarra no sólo a las víctimas sino que desgarra AL RESTO DE LA HUMANIDAD… Recordemos: Lo que a ELL@S les ocurre también nos sucede a nosotros, y más tarde o temprano todos esos crímenes se dispersan como el humo por toda la red cósmica atrapándonos como a cucarachas en una cloaca, en un pozo sin luz y sin salida. HERMAN@S REFUGIADOS, sé que no me vais a leer,… pero quiero que sepáis y sé que lo sabréis porque todo llega a la Memoria Planetaria, que REZO, que pido con insistencia que TODA ESTA PORQUERÍA FINALICE YA!!! ANEXO: Hoy quien PEDÍA PARA “COMER” era/es un muchacho de unos veinte años: allí, sentado en el suelo, con su cartón “SÓLO PIDO PARA COMER”, y su cazuelita de plástico. ¡Dios mío, un crío de VEINTE años! Sé que podía robar, sé que podría estar traficando con drogas… pero ESTABA AHÍ PIDIENDO, sentado en el suelo con su CARTÓN: “SÓLO PIDO PARA COMER”. No tenía que pasar por ahí de nuevo pero he vuelto y he hablado con él. Le he dado lo poco que podía darle. Lo de más impresión ha sido que cuando le he preguntado “¿Qué cómo va eso?” LE HAN SALTADO LAS LÁGRIMAS DE LOS OJOS. Eso NO ENGAÑA ¡COMPAÑER@S! Esos OJOS los llevaré siempre conmigo… PORQUE ES UNA INJUSTICIA QUE UN CHAVAL DE VEINTE AÑOS TENGA QUE PEDIR “PARA COMER” porque no encuentra un PUTO TRABAJO.

Tambores lejanos de “guerra”

Hace muy poco tiempo que han empezado a resonar “tambores lejanos” de guerra.

La broma sería eso de “tambores de guerra”. La no-broma es eso de la guerra (no lo pongo en mayúsculas ya que cualquier eco que reverbere en su nombre es no indignante ni escalofriante, sencillamente pertenece al terror del génesis del mal llamado género Humano).

Sí, así es. Así me empezó a chocar eso de la guerra contra el “islamismo”, cuya proclama ya vienen lanzando hace unos meses atrás los “países civilizados”.

¡Qué raro y qué afinidad contiene esa proclama en estos tiempos! –me dije a mí misma–. Pues sí, y máxime cuando ya el tiempo electoral de Obama concluye, sin remisión.

No soy una de esas que todo lo achacan al mal del fin de los tiempos, y en eso ya algunos me han leído, sobre todo cuando algunos se subían por las ramas de las higueras cuando lo del famoso 2012 y su fin de este “mundo” (ojalá así hubiera sido, de golpe, pero no: vamos paso a paso y en ese vaivén de borracho podremos recuperar el “Camino”). No soy una conspiranoica; soy de atar datos “sociales” desde lo que me llega de uno de sus medios: el radiofónico ya que de tele-visión-y-tonto, al que le salen callos en el culo y se traga de todo (cervecita va y callos vienen, no importa si de cordero, de ternera o de cerdo, que para eso son sacrificadas todos los días las pobres “bestias”, ya que así lo dejaron el dios o los dioses escrito: ten y disfruta de todo, todo te lo doy, reprodúcete como una bestia hasta el final de los “tiempos”, y en ese entredicho hay más de lo que se puede leer o imaginar, vaya, ¡vosotros mismos!), no tengo (me refiero a eso de la tele), ni quiero ni querré hasta el final de mis vívidos Días y más allá que nada se interponga, porque voy a ser de realeza muy clara a lo moribundo de este mundo.

A lo que iba: me da y me viene dando y me dio la espeluznante impresión de que hay alg-unos “sectores” que están “preparando” con asquerosa “brillantez” (se creen que todo esto nos lo vamos a tragar absolutamente todos), eso de la guerra que hay que llevar a término contra el islam. NO, perdón, contra eso que llaman el “estado islámico”.

En fin, que si bombona de butano por aquí, que si pistoletazo por allá, que si kalasnikofff por aquí al lado… y en fin, todo va rodando sobre sus pestosas y aceitosas ruedas.

A lo que iba de nuevo: mira qué casualidad que parece que esos “republicanos”-norteamericanos (¡Vaya fin ese de la República que nos legaron los Antiguos Griegos!) estén sembrando ya el sembradío con malas semillas… ¿para qué? ¡Ah!: me digo yo, será pues para otra “guerra” de esas sucias de las que y con las que vienen convirtiendo el planeta en un basurero Humano. ¡Vaya por dios (que nadie se ofenda, para mí sólo hay UN CREADOR y sus Hilos o tejidos: la Madre, la Creación entera), vaya por dios, si parece que…! ¡Ah!: pero no, parece que algunos tienen y muestran Sentido Común y saben que esos ataques asquerosos son aislados. ¡Vaya por dios!: me vuelvo a re-decir, sobre todo cuando al cabo de unos cuantos, unos cuantos días van esos del al-qa-eda (que no sé cómo se escribe ni puñetero coño que falta me hace) van y se atribuyen el atentado de los humoristas en Francia. ¡Ah, vaya!: ¡qué cortos son, no! ¿o es que no tienen medios que les anuncien in situ lo que sus cachorrillos estaban haciendo con esas armas (creo que de firma rusa –que alguien me corrija, creo que eso de los kalasnikoff son rusos–).

En fin, todo esto tiene varias lecturas, quiérase o no: AHORA POR HUEVOS van a ir intentando afianzar eso de los niveles de “seguridad” ciudadana, a lo cual muchos van a estar eternamente agradecidos (bueno, eternamente no, ya que eso al Creador le importa un re-rábano, lo que le importa es la actitud cobarde y miserable de los Humanos, eso SÍ).

A lo que iba: Resulta que de un día para otro te anuncian que ya funciona eso del carné electrónico con un “chip” de aúpa al cual ya se ha suscrito, creo, que una deportista. ¡Vaya, todo un señor carné!: va permitir saber en todo momento y por gps si estamos cagando, de compras (los que puedan), poniendo los cuernos (el resto de retorcidos e ignorantes), y, en fin, tantísimas cosas, como si, por ejemplo, eres idiota, tienes multas de tráfico, qué pastillas ingieres, si pagas y cumples con el “estado” de la nación y etc., etc.,. Bueno, supongo que en último extremo nos puede ayudar a que si nos perdemos en la montaña seamos más fácilmente localizables cuando ya nuestro cadáver se haya congelado en algún pico de esos.

A lo que iba: Resulta que entre va y viene, dimes y diretes, también están muy contentos esos de las “patrias”-madre. Bueno, yo creo que confunden eso de la “patria” con el sentido de hermanamiento de quienes viven en una gran congregación llamada “país”. Pero bueno, del árbol caído todo el mundo hace sus leñas: los más avispados se llevan el tronco, el resto las escuchimizadas ramas.

A lo que iba: Me queda la esperanza del Sentido Común del género humano. Y ya sabemos que cuando algo bueno empieza a florecer vienen los del camión del estiércol y se dedican a enterrar las flores, ya que para ellos todo es mierda para su estiércol.

Bueno, queridos Hermanos y Hermanas. A mí eso de las religiones como que me aleja de mi Principio y mi Fin, y aunque pueda parecer de lo más utópica sé lo que en mí Late y sé o intuyo que el auténtico Camino del ser Humano, aunque intente tergiversarse llegará a su meta, ya que esto no lo mueven ni cuarenta imbéciles ni ochenta religionarios (de la chapa que sean), sino que viene de Algo más allá y por encima de todos nosotros, esto es de lo único que estoy totalmente Segura, tanto como que, al igual que todos, iré cuando hayan vencido mis Días allá de dónde Vengo o vine un día hace ya un puñado de años terrestres… Por lo demás, creedme, cada día menos miedo a esos que van y vienen, amenazan, aprovechan, matan, proyectan, trazan y demás cosas prácticas de esta sociedad humana.

Si no aceptamos la Multidiversidad de TODAS NUESTRAS ETNIAS, cada una con su creencia, mal vamos, tan mal como ya lo hicimos en otros tiempos, instaurando por el filo de una espada a sangre y pedradas lo que decimos que es “razón nuestra”. Por cierto que eso de las pedradas, el tiro en la nuca o en la boca o en la sién, la horca, la silla eléctrica, la inyección letal y tal y tal y tal, todavía se sigue practicando a más a más de otros millares de lindezas de esta especie: la humana.

Somos el único Animal que se nutre y se vivifica con el sufrimiento de otro, que amarra, esclaviza y se revuelca en el hedor (de felicidad pútrida) del mal ajeno. Y esto se puede extender a eso que se llama “convivencia” diaria. No te digo ya cuando se declara una puta guerra de ésas. Perdón, la guerra no se declara a sí misma, la guerra sigue unos ladillos esperpénticos hasta llegar a autoproclamarse en honor de una “patria”, una falsa libertad, un estado de bienestar (que siempre es de poder) hasta que se autodeclara en quiebra y en crisis. ¡Ah!: Amigos, tened presente que siempre estos bichos humanos pretendieron salir de esas “crisis” por medio de cruentas guerras.

Guerras que por otro lado tampoco han cesado ya que las han venido llevando y la están llevando a escala en la puerta de otros. ¡Vaya!: Me digo, y es que si fuese en nuestra casa, esto ya sería la tercera guerra mundial que anuncia tanto el apocalipsis.

De verdad, hay días en los que alucino con los brotes psicóticos y honguiles (u honganiles como se llame, derivado de hongo) que algunos tienen en sus “brillantes” cabezas, que han cambiado, así, literal y brillantemente su coliflor cerebral por hongos que sólo pro-viven de la putrefacción del estiércol.

Pido pues a esos que todavía tienen Sentido Común que lo repartan a raudales. Pido que antes de nombrar el terror de esos que se han autoproclamado terroristas, que analicen el por qué todo esto está llegando a estas alturas y con estas consecuencias.

Ya sabemos lo que hicieron en Irak, ya sabemos lo que están haciendo en tantas y tantas partes. Sabemos que han destrozado a países enteros (ellos saben sus intereses, claro) y que de todo ese desmembramiento no van a surgir flores, precisamente, claro.

Sabemos, por periodistas, qué está sucediendo con esos ex-combatientes americanos que ahora son peor que mendigos: maleantes, drogadictos, alcohólicos, que tienen pesadillas terribles y que dudo mucho que el “estado” les gratifique con su psiquiatría gratuita.

Os pido a todos los que leéis este post, que, aunque podáis creer que llevo mala leche o peor intención, no es así: es el grito que surge desde mi bilis, desde mi hígado… para que no os dejéis ni llevar ni caer por toda esta vorágine que trata de anular el otro movimiento: el Camino de la Paz. Y es que no hay un camino para la Paz. La Paz es el CAMINO, nada más.

Os haría otro llamamiento para que colaboréis para que este Planeta se encauce hacia donde debe: hacia su auténtica Humanidad, pero como todo necesita “publicidad” yo ahora no puedo dedicarme por motivos obvios de precariedad económica (por supuesto, que no de espíritu), ya que si deseas recoger una gran cosecha tienes que sembrar un campo más o menos extenso y no una maceta.

Sí os voy a PEDIR, a SUGERIR que hagáis algo muy sencillo, algo que tod@s podemos hacer. Hubo un Maestro (parece que el otro, Mahoma, al cual no he estudiado mucho –pero sí veo ciertas cosas con claridad y honestidad– está totalmente mal entendido), un Maestro llamado Christos por los griegos, el Nazareno, Joshua, o como quiera que le llamemos. Este Maestro nos dejó dicho algo muy importante: YO SOY LA PUERTA, YO SOY EL CAMINO.

Esa sencilla afirmación está llena de Misterios ya que se refiere a todo lo que podemos “conseguir” con lo que trató de dejarnos dicho y señalado.

Una de esas Enseñanzas fueron los Milagros. Él usaba la Imposición de Manos. ¡Qué curioso que en el rezo (cristiano) las manos se juntan para pedir y solicitar del Cosmos la Ayuda y la Orientación y la Paz interior! Baste pues poner en esa posición nuestras Manos o im-ponerlas sobre aquello que deseamos que Mejore hasta que surja la Flor del estiércol. Modernamente le llaman Reiki, introducido por el Maestro japonés Mikao Usui, quien hizo precisamente sus investigaciones a través del mismo Christo.

Poned, pues, vuestras manos en esa posición sobre imágenes de dolor: puede ser la imagen de un periódico, y entonces PEDID la SANACIÓN. Podemos hacerlo sobre todos los SERES VIVOS: Los niños y niñas que mueren de hambre y de frío; los campos de concentración de corea del Norte; los niños y niñas africanos. Los extensos e in-humanos campos de “refugiados”. Los que huyen en pateras y saltan vallas. Podemos ponerlas sobre esas frías imágenes de militares y tanques. Podemos ponerlas sobre esas chorras fotos de parlamentos y de engreídillos politizables. Podemos ponerlas sobre las imágenes de los muertos y los sufrimientos. Podemos ponerlas sobre cualquier imagen de mujer maltratada, accidentes, robos, asesinatos…. Podemos ponerlas sobre las imágenes de animales en peligro de extinción, sobre las imágenes de los animales que van a sacrificio…. La LISTA ES DEMASIADO LARGA.

Cuando impongáis vuestras Manos, podéis hacer un Rezo o bien podéis, sencillamente, hacer una petición sencilla para que esa malsana situación SANE. Hacedlo cuanto más podáis. Hacedlo cada día. Acordaros de hacerlo, ya que una vez hecho físicamente bastará con que a través de vuestra Mente elevéis vuestra/nuestra Petición de SANACIÓN.

Que no nos guíe pues eso llamado “suerte” o destino, ya que nuestra pre-destinación es más grande que eso que acabo de nombrar. Podemos, debemos EQUILIBRAR el sentido de nuestra naturaleza Humana, ya que si no: ¿de qué sirve haber nacido ser “humano”? si en la práctica somos más bestias y más ponzoñosos que cualquier otra Criatura de la Creación.

Gracias a TOD@S

 

Querido Papá Noël que estás en los Cielos o en las chimeneas del Mundo Éste

 

Para el año que viene (2015), o sea ya, deseo que este mundo deje evaporar unos cuantos quilos de estupidez humana.

Reconozco que va a ser un poco difícil, y, es probable, que, si ello sucediera, la atmósfera se cargase tanto de cosas raras que empezarían a llover cosas de lo más inverosímiles, tan inverosímiles e increíbles que los fenómenos forteanos se quedarían totalmente rancios y olvidados en el olvido de la historia humana.

Te prometo, querido papá Noël, que si para el año que viene sigo existiendo-viviendo biológicamente, es probable que para tu celebración decida hacer huelga de hambre a la puerta de un gran y súperconcurrido súpermerkado de Ésos donde los “humanos” cargan sus carricompras de cosas chorras e inútiles, eso, sí, de ¡marca, por favor! Y ¡a beber y a “disfrutar”! como ellos se creen, claro.

Y es que esa huelga no va a ser inútil ya que irá acompañada de un cartel de “recogida de ‘alimentos’ para los más desfavorecidos”. Te prometo que cuando termine con la huelga, que durará lo que dure esas fechas enfervorecidas, me dedicaré a repartir lo que esas “almas” generosas hayan tenido a bien donarme. (Nunca hay que dudar de la buena voluntad de los hombres y mujeres en fechas tan señaladas ¿no? De los niños ya no diría tanto, puede que algunos se dediquen a darme de patadas o a pellizcarme para que me cague en su p.m. Bueno, ya sé que hay espíritus ejemplares de niños nuevos-colonizadores terráqueos que contienen otro tipo de alma no muy habitual hasta ahora.)

Dejando ese tema aparte, ya que este proyecto está un poco lejos en mi tiempo y no sé si voy a sobrevivir ni dónde ni cómo voy a estar, sí que voy a seguir con el resto de mis peticiones:

–Te pido que hagas llegar mis más firmes quejas sobre lo que aquí está ocurriendo en el globo terráqueo a los encargados Superiores de dirigir el cotarro de este cocido de humanos, ya que es probable que la lentitud de la transformación se prolongue en el tiempo que aquí disfrutamos, con lo cual es probable que en lo que me queda en este agujero mundanaril, no consiga ver ni un higo colgando de la higuera. Sease, hablando en plata: que las transformaciones a que estamos predestinados (como humanos) se ralenticen y todo quede en pura papilla de cuento encantado y que los de siempre, siempre vuelvan a lo mismo con distintos librillos.

— Te pido que, porfa, termines con la estupidez que decora gran parte de los cerebros humanos. La estupidez que les guía* por muy preclaros caminos: los del abuso de poder, porque es eso, y eso, sin más ni menos se trata siempre de lo mismo: el poder por todos los medios y sobre todo lo que aquí se halla creado, no importa lo que sea si seres animados o no animados, para ellos les es igual, les es absolutamente lo mismo.

*  (Ojo, que yo no soy ni siquiera un ser elevado, estoy, por tanto, en este cotarro, todavía)

–Te pido, pues, que hagas llegar mis quejas para que estos burricortos se dejen ya de meter guerras y muerte por todas partes, millones de desplazados y campamentos horribles de “refugiados” donde pudren a los pobres seres humanos.

— Haz llegar mis quejas porque los muy descerebrados se dedican a esquilmarlo todo, sin tener en cuenta ni una siquiera de sus terribles consecuencias. Ya sabes, bajo su terrible voracidad que desborda todo lo inimaginable, es decir, bajo su codicia están eXterminando los pulmones del planeta, han envenenado las aguas, han envenenado la atmósfera, han envenenado la tierra, han envenenado las plantas, los animales y a los humanos. Y ahora, para colmo, pretenden taladrar la tierra y el suelo profundo de los océanos en busca de sus miserias, en busca de eso que les permita prolongar un poco más su agonía y la nuestra, claro: el a-dorado petróleo.

— Haz llegar mi más solemne protesta y queja y diles que intervengan para el cese de: guerras, fabricación de armamento y todo tipo de armas de todo aspecto a cuál más indignante y asquerosa y mísera. Que intervengan para que las criaturas tengan ya en forma real el poder de Vivir en Dignidad.

Querido papa Noel, ceso mis peticiones ya que se me haría demasiado largo, demasiado… Pido que a quien le corresponda intervenga para que los principales actores de este teatro, que somos todos, tengamos más sentido común, dejemos de dar nuestras asquerosas migajas a quienes más tienes: grandes compañías y multinacionales, ya que en esta falsa ilusión lo único que hacemos es bailarles las faldas a esos del poder. Pido pues Sentido Común a raudales y, sobre todo: HUMANIDAD en todos los cerebros, ya que sin ello va a ser como bastante imposible e inútil que estos miles de millones de humanos consigamos algo de a lo que estamos predestinados: BORRAR LA PALABRA “PAZ” de nuestros cerebros ya que la PAZ ha de ser el Camino y no una bandera. Que el EQUILIBRIO ha de ser el Hábito normal de nuestras Vidas. Que el AMOR incondicional sea, por tanto, llevado por fin a nuestros Corazones y a través de él irradiemos su auténtico Significado.