Archivo de la etiqueta: más allá de la muerte

El Ojo de Uno Mismo

No hay Juicio del Creador. Para nuestro Creador todos somos iguales, no importa si superhumanistas, si supercerebros, si superladrones o supercriminales.

Si hubiese Juicio del Creador, inmediatamente unos serían subidos a pedestales superiores, les serían concedidos infinitud de privilegios,… mientras que el resto serían enviados al estercolero del olvido eterno.

Si esto fuera así, la envidia, hasta en las almas descarnadas, sería la batería energética que las recargase o descargase permanentemente, confrontando Más Allá a millones y millones de almas.

De entre los miles o millones de visiones, percepciones y hasta de visualizaciones “físicas” que hemos venido teniendo las Almas humanas a lo largo de nuestra historia, creo que para nada se ha mencionado que haya existido, precisamente, esa guerra entre espíritus “superiores” e “inferiores” (no entro aquí entre si ángeles o demonios, esto lo explico al final)*. Sí ha habido visualizaciones de ejércitos celestiales, pero esto corresponde a grabaciones akásicas de los feos acontecimientos históricos, nada tienen que ver con luchas o guerras entre espíritus o almas descarnadas.

Lo “normal” es que esas almas aparezcan solitarias… porque buscan los hilos por donde están perdidos, como en el laberinto de Ariadna. Están en la oscuridad y aprovechan para manifestársenos o para manifestarse deseando que su sufrimiento sea aliviado.

Nuestro Creador no ignora todo lo que ha acontecido a las Almas en sus encarnaciones o reencarnaciones. Quien sufre su propio Juicio somos nosotros. Nuestro Yo inferior, el que está en contacto con las vibraciones más directas o dimensionales terrestres, el que está preparado para afrontar todo el dimensional envolvente, cuando yerra o cuando no encuentra los caminos adecuados que le liberen de las batallas internas, se carga de energías vibracionales negativas. Se produce entonces un auténtico enfrentamiento en nosotros, como si fuésemos dobles o duales. Es la batalla eterna del yin y el yang. La batalla eterna entre el bien y el mal.

Pero esta batalla eterna de bien y mal es totalmente subjetiva, logrando enraizar en nosotros como si fuese totalmente real. Logra esta batalla crear auténticos monstruos cuando en nuestros “Yoes” triunfa la parte negativa. Es capaz incluso de dejarse vencer por otros “yoes”, y negando su propia integridad-unicidad como ser genuino y único, permite que sean otras energías quienes le conduzcan o alteren en su manifestación como Ser Vivo.

Puede entonces, incluso, convertirse en auténtico artífice o arma proyectiva de su Yo inferior que comparte con otros “yoes” inferiores esa vibración y así se manifiesta como “elemento” perturbador o causante del mal en su entorno. Exterioriza todo el mal que considera que ha sido el que ha vencido en su propia batalla interna. No encontró el camino adecuado.

Lo más grave, y ahí es donde está nuestro Creador, es que quienes le rodean han creado las circunstancias que le han impulsado a que esa vertiente domine, no ha encontrado el cauce para la Armonía. Como si quienes no han encontrado el Equilibrio ni su Luz, no deseasen que los Demás la encuentren, impulsando así a los demás al mismo precipicio de oscuridad.

Nuestro Creador sabe –porque está dentro y en todas las moléculas de nuestro cuerpo dimensional–, todo lo que nos ha sucedido. Esto es lo que hace que no seamos Juzgados sino contemplados desde el Ojo de su Corazón. El Corazón de Dios. El Ojo de Dios.

La angustia del ser vivo en guerra o batalla la vive también nuestro Creador. Siente Compasión. Siente que lo que el Ser está sufriendo es una distorsión, de la cual su Criatura es, generalmente, inconsciente. El Despertar de la Conciencia hacia la Consciencia Superior o Cósmica será lo que nos enlace y nos de la Armonía y nos abra hacia la única vía de Realización: el Amor Incondicional.

No existe, pues, Juicio. No hay cielo ni infierno. Sólo esas puertas vibratorias dimensionales de distorsión o de apertura viven en nuestro interior. Somos nuestros propios jueces.

Es por ello por lo que es totalmente necesario que JAMÁS proclamemos abiertamente ni mentalmente ningún juicio o pre-juicio hacia o contra los demás. Tampoco hacia nosotros mismos. Es totalmente necesario que dejemos de establecer BATALLAS entre el bien y el mal, porque si no somos capaces de encontrar las vías de Liberación, probablemente sean los demás quienes nos ejecuten o nos lancen hacia uno u otro sentido.

Nuestro Creador no desea que seamos los muñecos de los demás. No debemos poner nuestra Vida Única en manos de los demás, ya que todos somos Únicos. Hemos sido creados para percibir la Totalidad de la Armónica Creación. Aquí no se libran batallas, aquí no hay decantamientos, aquí no existe ni el mal ni el bien. La Energía Superior de quienes han trascendido es eso: ENERGÍA “DIVINA”, energía que se manifiesta como Manifestación directa del Creador.

Generalmente no estamos preparados para percibir esa energía Superior que viene manifestada en esos Seres que han escogido ser las más directas revelaciones de lo que nos espera en otros planos, donde ya no vamos a ser “cuerpos físicos”.

Esas revelaciones o indicadores o guías las podemos interpretar como Ángeles, como Espíritus, como Energías Descarnadas Superiores, Vírgenes (todas ellas ligadas a la Madre Creación),… como “dioses”… o… o como seres dimensionales de otros planos… y ¿por qué no?, hasta de extraterrestres.

Muchos de vosotr@s que ya sois conocedores y sabéis sobre las ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte), donde el experimentador-a viaja o tiene acceso a la entrada de esos otros planos. Cuando regresa, cambia radicalmente de forma de “vivir”. El materialismo pasa a un segundo plano. El ser humano que experimenta esos pasillos sabe que va a ir más allá de sí mismo una vez abandone su cuerpo físico.

Pero… pero, también se han dado y se dan los casos de seres humanos que en vez de encontrarse con pasillos de Luz, se encuentran “directamente” en el “infierno” mismo. Al regresar al plano existencial tras esa experiencia, también sufren un radical cambio en su “vida” material. Es consciente, entonces, de que debe cambiar al cien por cien su vida. Que su forma de vida material es totalmente errónea y a partir de ese momento experimenta la Vida de una forma totalmente opuesta. Su Yo Superior, su parte Divina, su Creador a través de ese pasillo de terror le ha avisado de que no “cree” más infierno en su manifestación de vida. Le ha dado el aviso de que no debe generar más vibraciones negativas, y que debe de Vivir en forma totalmente opuesta a lo que ha venido haciendo. Empieza a vivenciar y a sentir que es más que un yin y un yang y que es Unicidad con el Todo. Comienza a Vivir en la Consciencia Cósmica de la Creación.

No hay, pues, un Juicio más Allá. El Creador no nos juzga. Él no nos pone en contenedores de “bien” o “mal”, no nos pone en escalafones de “bueno” o “malo”. No encumbra a su lado a los que lo han hecho “bien” y al resto los tira al cubo de la basura. NO.

El sentido de este post de “El Ojo de Uno Mismo” es que cuando juzgamos, prejuzgamos, cuando cerramos nuestra mente al Resto, lo que estamos creando es un duro juez en nosotros mismos. Este juez creado por nuestra falta de apertura será el que nos impulse, quizás una y otra vez, una y otra vez… a “recrear” los escenarios de vida que nos conduzcan a las Aperturas. A crear los “escenarios de vida” necesarios, hasta que sepamos abrir las Cortinas del teatro y ver que tras ellos no Hay nada, porque tras ellos está el TODO.

_____________________

(*) Sobre ángeles y demonios: Muchos dirán que sí existen las batallas entre los ángeles y los demonios. Cierto, pero estas batallas son todas libradas a nivel de nuestro plano. Son las fuerzas que se unen entre sí para crear distorsiones en lo que denominamos “bien y mal”. Es lo que hemos estado creando en nuestro nivel dimensional.

Otros dirán que hasta han visualizado “batallas de ovnis”. Mi pequeña o humilde “experiencia” me lleva a “entender”, que nuestra dimensionalidad está bastante limitada. Que, de momento, todo se “cuece” como a bastante “ras de suelo”… Que sí… que hay Seres Superiores, llámemosles como les llamemos, y que, además, son nuestros Guardianes, que están “vigilando” por nosotros, por cada uno de nosotros, pero que somos “libres” de llamarles o no. Podemos, por tanto llamarles a Ellos, o bien llamar lo que más vibracionalmente tenemos a mano. Si nuestro “yo” limitado considera que podemos acceder a los Ángeles, entonces ellos se acercarán hasta nosotros para darnos el Conocimiento y la ayuda necesaria. Si nuestro “yo” limitado considera que hemos de llamar a esa otra distorsión del Mal mismo que puede aparecer en toda su plenitud, entonces será esa distorsión la que tome Cuerpo ante nosotros. Pero… pero esta distorsión, como distorsión misma que es, no es Creadora, no puede viajar hacia el Todo, si acaso sólo puede hacernos viajar hacia nuestros propios infiernos… y allí nuestro Juez Interior será el que nos ponga en la balanza una y otra vez, en la rueda (quizás infinita), hasta que lleguemos a nuestra Luz o… ¿por qué no?… hasta nuestra Negación eterna.

Bienvenidos a Bordo: Entra e instálate cómodamente en tu Sillón (lo dijo alguien en sus Bienaventuranzas)

 

Si la carne ha sido hecha a causa del espíritu, es una maravilla.
Si el espíritu ha sido hecho a causa del cuerpo,
es la maravilla de las maravillas.

Más yo me maravillo de esto ¿cómo esta gran riqueza
se ha instalado en esta pobreza?

Bienaventuranza Crística

Podemos leer el texto con los ojos, con el cerebro, con la mente, con el corazón, o… Podemos ENTENDER lo que Significa. Esto nos acerca al Conocimiento, pero no al conocimiento de saber que eso está escrito y que es algo alegórico. NO.

Esta bienaventuranza forma parte de una de las Piezas de la Maravilla que van encajando en mi Apertura hacia el Conocimiento. ¿Qué quiero decir? TODO ENCAJA A LA PERFECCIÓN… hasta donde podemos o puedo ir desgranando.

Antes aclarar el título de esta entrada:
¡Bienvenid@ a Bordo, entra y siéntate cómodamente en tu Sillón!
Parece un vulgar título, pero va más allá, intento ir más allá, ojalá lo consiga un poco. A veces es difícil “explicar” lo que se abre en nuestro Interior como clicks de una magia sin explicación y  sin límites.
Bienvenid@ a Bordo quiere decir: “Bienvenido a este plano de Existencia, sea la forma o cuerpo Físico que hayas adoptado o adapatado” Sí, no digo ninguna tontería.
Entra y siéntate cómodamente en tu Sillón, quiere decir: “Sé (inténtalo) consciente de que vas a habitar un Cuerpo Físico durante un tiempo cósmico”.

Ahora vuelvo al inicio del escrito, a la Bienaventuranza Crística: Está claro que el Cristo hablaba en Clave, esas claves son muy conscientes, esas claves son de Luz y para la Luz. Podemos asimilar todo esto de forma teórica o simplemente no asimilarlo, leerlo y punto. Pero cuando llegas a Saber, realmente, lo que significa, es como llegar a la gran Clave de nuestra Manifestación Existencial como Seres Vivos.

Llegar hasta esta Luz, por lo menos yo, he llegado tras asimilar cognoscitivamente lo que otr@s explican y saben sobre sí mism@s, partiendo, como no, de mis propias experiencias. Somos realmente Espíritus que habitamos en Cuerpos Físicos de forma temporal. Y no como se nos ha dado a entender hasta ahora: de una forma plana somos entes biológicos que nacemos, crecemos, nos reproducimos  y… morimos ¡NO!

La constatación de que, por ejemplo, con nuestros Hermanos Autistas se da una forma de entender esta Vida de  una manera totalmente distinta… No hablemos ya de este “in-mundo”, al cual les cuesta un montón adaptarse, porque es imposible para ellos. Para los Autistas está clarísimo que habitan en  un Cuerpo Físico, y que a veces con ese Cuerpo tienen, dijésemos, “problemillas” para su manejo y control.

Sí, amigos y amigas y hermanoAmig@s: somos como el Yo Robot de Isaac Asimov que durante un tiempo, un breve período, se instala en un cuerpo físico. No somos el cuerpo físico, el Yo, el ego, la personalidad, no… Simplemente nos instalamos. Aunque, como bien dijo Jeshua, también puede darse a la inversa y que el Espíritu florezca de la Materia… porque las formas de Creación y Manifestaciones son infinitas.

No, esto no es cuántica, simplemente somos Cuántica transformada y medible, por un tiempo, por un espacio, por unas ondas de duración vibratoria cósmica determinada.

Quizás algunos alcancéis lo que intento Haceros Llegar, esto lo cambia absolutamente todo: toda la Vida, toda la Existencia es el reflejo de unos hilos de energía o de algo que no entendemos y que llamamos energía Espiritual. Toda la Materia es Espíritu Transformada.

Esto que escribo parte de otras muchas deducciones, experiencias “personales”, atar cabos entre lo que otros y otras dicen sobre su propia experiencia de la Vida.

Intento llegar a lo Primero y a lo Último: No somos, eso que se nos quiere dar a entender, pura biología. Nuestro Cuerpo es nuestro Templo, nuestra Nave en la que nos movemos el tiempo que nos es concedido. No existe la “muerte” ya que somos Espíritus (en grados y formas diversas) que habitamos en nuestros cuerpos físicos, con lo cual hay una gran parte de nosotr@s que está y es simplemente Energía Cósmica Espiritual.

La parte más burda de todo esto es que nuestro Espíritu, en verdad, no puede habitar en formas groseras de existencia, de violencia y de compresión, con lo cual, al no poder ser y manifestarse tal y como es, llega el momento en que nos abandona, abandona nuestra forma material y nos deja solos, totalmente expuestos al entorno material que nos comprime… se va debilitando, alejando de nuestra nave-cuerpo-físico:
“Más yo me maravillo de esto ¿cómo esta gran riqueza se ha instalado en esta pobreza?”

En pocas palabras, este paradigma de ahora que vivimos, no solo es fantasía, sino que se rige por dogmas que no tienen nada que ver con la “Realidad Cósmica”. Esto rompe cualquier concepto ya que, en realidad, no “existimos” como “personas” o yo-es o egos, no existimos como asesinos, ladrones, seres con malformaciones, seres con alteraciones psíquicas… sino que: somos Luz instalada en Cuerpos Físicos, unos con más brillo que otros, pero todos de Luz, y en este paquete incluyo, no sólo a nosotr@s, los humanos, sino a todos los Seres Vivos.

Hemos venido aquí a este Planeta para una gran Lección: Cuidarnos y guiarnos los unos a los otros hasta conseguir los grados de Evolución Cósmica que está inscrita por el Creador de toda forma de Existencia. Y, sí, realmente, hay formas básicas, prevalentes y controladoras que están y han estado impidiendo esto desde hace miríadas o millones de años terrestres. Pero ya es el Momento de Despertar a la Verdad de la Creación Cósmica o del Todo. Pensar en ello mentalmente es inalcanzable, por lo menos, o en un grado muy básico, de momento.

No es lo mismo luchar por la existencia de las Especies, que saber Conscientemente que Somos Energía Espiritual, parte de nuestro Creador, colocados, como pasajeros o como pilotos, en cuerpos físicos existenciales. Esto cambia, absolutamente, cualquier punto de vista sobre nosotros mismos, nuestra vida, nuestra “forma de vivir socialmente”, y nuestra Relación con el Todo, no ya tan sólo con la Madre y cualquier forma Existente, sino que puede modificar algo que necesitamos ahora Urgentemente: Vaciarnos de conceptos inútiles e hipócritas, vaciarnos de paradigmas, vaciarnos de normas y leyes que han dado como “buenas”, para algo que, ya vemos tod@s, no se ha manifestado en igual término.

Por ello Aceptar-nos, no sólo como Cuerpo-Templo, sino tener conciencia y consciencia de lo que somos en “realidad” es lo único que va a modificar este terrible paradigma dogmático de existencialismo materialista, lo que es peor: subsistencia materialista sin luz, simplemente como bacterias biológicas que se crean y mueren en salas de laboratorio para ser arrojadas al depósito de los despojos muertos.

Un Abrazo

 

Nuestro hogar

 

SINOPSIS de la película: Nuestro Hogar trae la historia de André Luiz, un prominente médico, padre de tres hijos, quien muere tras una larga batalla contra el cáncer. En lugar de elevarse a lo que él creía sería el cielo, se despierta en un valle de devastación.
Viviendo como un náufrago y luchando por evitar a los “vampiros”, espíritus que atacan por la noche, un día, un rayo de luz desciende del cielo inundando de rescate a los espíritus en canales profundos del Valle. André es rescatado y llevado a una ciudad.
Nos encontraremos con una ciudad próspera y futurista, llena de vida y actividad, y organizada de un modo ejemplar. Los espíritus recién llegados pasan por fases de recuperación y de educación espiritual supervisados por espíritus de mayor nivel.

** ** **

CHICO XAVIER: Esta película, basada en el libro del mismo nombre “Nuestro hogar”, de Chico Xavier (1910-2002), es obra del médium más conocido y querido en Brasil. Escribió más de 400 libros, siendo éste de “Nuestro Hogar” (2005) el más popular. Médium y espiritista, afirmaba no ser autor directo de esos libros, sino que eran los espíritus quienes se los dictaban.
Hacia los años 70 y hasta el final de sus días, se dedicó a ayudar a los más pobres con el dinero que obtuvo de las ventas de sus libros.

PD: Cuando “morimos”, traspasamos un nivel de sueño para ir a otro nivel de “sueño”,… pero quizás no sea así. Quizás tan sólo sea que pasamos de una densidad a otra.
Estamos intentando “comprender” esto de las “densidades”… Yo también. Esta película, en parte, refleja algo que me ha venido intuitivamente en las últimas semanas: que cuando alguien muere en accidente o enfermedad grave, primero pasa por otras “densidades”, donde es Sanado de esas heridas a fin de que el SER pueda y decida volver donde él desee, quiera o sea necesitado, sin que esas heridas le causen daños menores a su personalidad Álmica. Esto no sólo es válido en los seres humanos, sino en todos los Seres Vivos. Ejemplarmente, parece ser que existen Seres en otras densidades que nos Aman de verdad y desean nuestra Sanación y nuestra Libre Vida y Libre Voluntad.
Esto también está relacionado con lo que ahora está tan batallado: los OVNIS. Sí, estoy llegando a la conclusión-intuición de que no todos esos ovnis son materiales, y muchos lo saben también, estamos rodeados de muchas densidades, muchas entidades. Nos toca esclarecer, escoger, acoger, perdonar y aunar… pero ¿quizás falte mucho para ello? Muchos ya lo lograron, otros están en camino, esperemos y Deseemos ser el mayor número posible para que el Gran Cambio en esta Humanidad sea algo tangible y real en esta densidad. Un abrazo