Archivo de la etiqueta: Inteligencia Sagrada

El extraño mundo de las Hormigas

Contemplando una extraña fila de pequeñas hormigas, sí, de esas hormigas pequeñas que son las que se han especializado en “invadir” las casas de los habitantes humanos, me preguntaba cómo es que ellas, precisamente ellas, se han especializado en invadir “nuestros” cavernáculos.

Contemplando esas pequeñas cosas que yendo y viniendo con un movimiento infinito se mueven una tras otra o una al lado de la otra, imaginándome que vienen y van, incluso de vacío…

Pero, ¿realmente va y viene una hormiguita, de ésas, de “vacío”? Lo ignoro, sólo sé que van buscando, buscando… hasta que encuentran su alimento “favorito”.

Sí, ellas también tienen un alimento “favorito”,… he logrado averiguar que esas pequeñas “invasoras” se sienten muy atraídas por los alimentos no sólidos, llenos de proteínas o mejor dicho, de azúcares, de los azúcares que existen, por ejemplo, en los restos de alimentos blandos… pero su pasión, sin lugar a dudas es eso: el azúcar directamente.

Concretamente el jarabe de azúcar es algo que las atrae sobre todo lo demás. A veces cojo un papel y echo un puñadito de azúcar y luego unas gotas de agua,… y en ese pequeño océano vienen a libar esos pequeños seres. El pequeño lago se vuelve como un oasis rodeado en sus orillas por un mar negro de pequeñas hormigas.

Me pregunto qué deben de sentir esos pequeños seres, esos seres minúsculos que son incapaces de sobrevivir INDEPENDIENTEMENTE… porque necesitan una de otra, otra de la una y la una de todas… y así van y vienen, vienen y van eternamente… No se sabe sobre cementerios de hormigas… No se sabe de peleas de hormigas en un multitudinario hormiguero de, posiblemente, miles de hormigas… No, no se sabe de disputas entre ellas…

Y NO SE SABE DE DISPUTAS PORQUE TODAS NECESITAN DE TODAS…

Pero, para mí, el mayor misterio sigue siendo ese: ¿por qué son ellas y no las grandes hormigas las que se han especializado en los habitáculos de los humanos? ¿Acaso será porque echan de menos esa calidez del jarabe azucarado que encuentran en los “alimentos” humanos, en las cocinas “humanas”? Arriesgándose incluso con su vida para sorber ese trocito de maná que también les ha dado la Naturaleza, pero que ellas no pueden encontrar en el campo… Bueno, sus compañeras de “raza”, las hormigas más grandes liban directamente de los ácaros, ellas pastorean esos pequeños piojillos verdes que invaden algunas plantas,… pero es que ellas también tienen derecho a ese trocito de maná que la Madre ha creado para todos.

Me pregunto cuán fascinante es ese mundo interior dentro del cuerpecito de esas minúsculas criaturas, quienes dispuestas a perder su vida, incluso, se llaman a la retaguardia cuando se aperciben que el terreno es ocupado por los “dueños”. Sí, ellas saben que son intrusas y que deben de moverse rápido, que deben de huir rápidamente a la menor sacudida de uno de esos monstruos gigantes que cogen esas cosas en las que ellas estaban paciendo y libando.

Lo que ocurre ya allí dentro de sus galerías, lo ignoro… Lo que no ignoro es que buscan imperiosamente ese alimento que les proporciona, seguramente, la energía que ellas necesitan para sentirse un poco más vivas,… de hecho, no sé de qué más se alimentan, ya que no son recolectoras, sino que acuden a eso: a alimentos blandos de los cuales chupan la sustancia.

No sé si ellas en su pequeña dimensión saben cuál es su función, su misión en la vida… no sé si tan siquiera saben que ellas han transgredido su propia naturaleza para habitar en habitáculos artificiales. Sólo sé que ellas, al igual que yo,… al igual que todos nosotros, toman su parte de la Vida. Y que su vida no puede ser INDEPENDIENTE. Por lo tanto puedo afirmar, con toda seguridad, que ellas sí son conscientes de que forman parte de un Todo, que ellas forman parte de su Todo… que ellas no pueden vivir la una sin la otra… ES POR ESO QUE NO SE AGREDEN, ES POR ESO QUE TRABAJAN FEBRILMENTE, SIN DESCANSO, para sí mismas y para el resto, en cuanto encuentran una pequeña o gran fuente de alimento. Trabajan todas en conjunto, pero no tumultuosamente. Son tan organizadas, son tan pacíficas… No sé qué existe dentro de su pequeña o gran memoria molecular… por no llamarla memoria “cerebral”.

Contemplando el maravilloso mundo de las hormigas, nuestro Respeto, nuestra Compasión hacia su propia dimensión debe ser extremo. Ellas son totalmente “conscientes” en su sagrada programación cósmica, de que son especies “invasoras” de los habitáculos de los gigantes.

¿Quién dice que ellas no sienten? ´La respuesta es de sentido común: si no sintiesen, si no se apercatasen, ellas no huirían… pero lo hacen, se alertan unas a las otras… se van CORRIENDO de las zonas de peligro… ¿Quién dice/afirma taxativamente que el resto de Seres de la Creación no siente, igual que nosotros, pero adaptados a su fisical forma?

Más nos valdría contemplar para maravillarnos y que esa maravillosa contemplación nos sirviese como ejemplo, que nos falta y mucho… Aquí, resbalamos totalmente… y resbalamos al “creernos” superiores al resto de Seres de la Creación. ¿¡Cuánto nos falta todavía para empezar realmente en el auténtico Despertar Cósmico!???

** *** ** Esta noche, como sé que les gusta tanto el azúcar a esas minúsculas criaturas, he cogido un papel, he echado un puñadito de azúcar y luego unas gotas de agua para darles su jarabe favorito.

Bendita Creación que nos invade,… cuando es tan sencillo espantarles… ¡qué odioso el recurrido recurso de los venenos para eliminar todo aquello que no nos gusta porque no es creación de la sociedad del “hombre”!* (*) En esto va incluido todo aquello que no gusta a las poderosas sociedades industriales que han eliminado sistemáticamente no sólo a todo lo Vivo, sino que matan al resto de sus hermanos… porque resulta que el “hormiguero” preferido del “hombre”, del eghombre es esa guarida llena de cosas absurdas, estúpidas, llena de “cosas”, cosas, cosas, cosas, cosas… cosas que sólo cuestan dinero pero que satisfacen su cerebroego, y que lo aísla del resto, siendo que tanto odia a la misma Creación que es incapaz de Reconocer-Se en el RESTO, no sólo de la Creación misma, sino del resto de todos los HUMAN@S.

 

 

 

 

 

La Escalera de la Sabiduría

A medida que vas subiendo por los Escalones del Conocimiento vas notando cómo los Mensajes Ocultos te son des-Velados.

No importa el tiempo físico que tardes en subir o permanecer en cada escalón. También es cierto que puede que en cada parada te suene que estás perdido o que estás aprendiendo cosas que no “sientes” por dentro.

Si esto es así, lo más posible es que en ti nazca, que surja, una Medida nueva del Tiempo: la Sincronización.

La Sincronización es “aquello” que acontece sin ninguna mediación aparente o buscada, sólo como necesidad de tu Mente. Se suele denominar incluso como “casualidad”, en el mundo que trata de ocultar y de solidificar con velos lo que no puede explicar. Sólo la persistencia de una especie de “duda” interna es la que concluye en determinar que se dé la Sincronización que te permite seguir avanzando en la Escalera de la Sabiduría con cada Escalón de Conocimiento.

El Conocimiento suele ser intuitivo, reflexivo, contemplativo, también comparativo (con todo lo que tenemos aquí de bagaje humano). Intervienen en Él la Gran Madre: la CREACIÓN entera con sus Criaturas, con Todas Ellas: las aparentes-visibles, las no-visibles, las que tienen Motor de Movimiento (físico individual) y las Criaturas Inertes, porque toda la Creación es Criatura de Dios Creador. Cada una con una Inteligencia Sagrada Infinita.

¿Qué es la Inteligencia Sagrada? No tiene nada que ver con ninguna teología, porque las teologías son los “mandamientos” o estructuras de las creencias que suscriben los humanos para guiarse y para guiar a multitudes dentro de un control religioso, no místico, o místico, pero que crea esos dogmas-reglas donde agrupar todo lo que no es posible aglutinar, porque EL TODO no es aglutinable en ningún dogma o ley humana, sobre todo porque es Infinito; tal vez por ello nos fue concedido el Arcoiris mismo, para no olvidar la multitud de matices que posee todo Ser Vivo.

No vamos a despreciar ninguna Religión (de Re-Ligar = Unir) porque todas ellas proceden de la misma Luz que trata de iluminar nuestros Ojos Interiores y librarnos de los velos, pero hay que tener cuidado con quien trata de quitarte unos velos para sustituirlos por un negro manto, que, incluso, puede tapar no sólo todo tu cuerpo, tu rostro, sino incluso tus ojos y dejarte ciego en tu Recorrido.

El Creador no ha dictado ningún vestido. De hecho nos Creó totalmente desnudos. Somos la Criatura de la Creación con menos defensa corporal que pulula por este Planeta, aparte de otras pequeñas criaturas, pero éstas no necesitan de vestidura alguna.

La Inteligencia Sagrada es aquella con que nos dotó el Creador a TODOS y cada uno de los Seres que vibramos en este Planeta Tierra. La Madre Creación nos hiló, nos tejió para protegernos a todos y cada uno de nosotros, no sólo humanos. Todos estamos provistos de la capacidad de “percepción” de los peligros, aquella que nos dota perfectamente para que vivamos nuestro período de tiempo que nos ha sido “concedido”, regalado. Muchos les llaman instintos básicos de supervivencia. Pero es algo más, es mucho más. La Inteligencia Sagrada es aquella que permite unas cosas y otras no, por mucho que, nosotros, los humanos intentemos sobrepasar tristemente esos límites.

[Ahora en estos tiempos de invasión de esos límites donde se llevan a título de experimentación en laboratorios (sobre todo) y fuera de ellos (capacidad de respuesta psicológica, capacidad de soportar sustancias invisibles –radiaciones-,… etcétera) la alteración de esas Leyes de la Inteligencia Sagrada, es cuando están entrando de lleno dónde levantar esas “barreras” y propugnar otras para declararse como el mismo “dios”. Este es un principio, naturalmente todo esto forma parte del Gran Proyecto o Gran Obra del nuevo Mundo, pero esto será lo que dará el toque de alerta para no vulnerar de forma tan degenerativa y hasta destructiva-irracional la Sagrada Inteligencia de la Creación. De todo esto, es más lo que no sabemos que lo que llegamos a saber, porque forma parte del tinglado “secreto” de las “secretas” intenciones de ciertos gobiernos, quizás de todos los que ahora ostentan el poder de las naciones. Demasiados “secretos”… demasiados que no llegan a la población, sobre todo porque consideran que la población es eso: populacho ignorante, y si no, léase con claridad cómo han estado denominando y denominan esos “ostentadores” de poderes laicos a los que se intentan aproximar a su altar de poderío: “partidos populistas”, consecuentemente: partidos ignorantes, partidos que no van a llevar a ninguna parte, salvo al desastre… o al desastre de la “política”. La continuación de esta reflexión léala o prosígala cada uno por su parte, sólo deseo remarcar la alteración a través de grandes y pequeños experimentos que están llevando a cabo los gobiernos o instituciones “científicas” sin el conocimiento y consentimiento de la “población” en general.]

La Inteligencia Sagrada no es habladuría teológica o de un dios hipotético que se esconde tras unos catecismos, dogmas y dictados teocráticos o figuras alegóricas religiosas. La Inteligencia Sagrada es aquella que Guía a cada Criatura a cumplir con Su Pacto dentro del Orden de la Ley Cósmica. Esta Inteligencia es la que formó y sigue dando vida a la multipluridad incontable de Criaturas, muchas de ellas todavía ni descubiertas ni clasificadas. Lo cierto de esta Inteligencia Sagrada es que cada una de Sus Creaciones cumple una Misión específica dentro del gran Tejido de la Vida Manifestada. No es Mística de lo que estoy hablando, aunque nosotros entendamos que esto es mística, puesto que es mística en sí misma y la mística no es sino CUÁNTICA: el perfecto Matrimonio de una Partícula con otra Partícula para dar Vida a determinada Sustancia o cuerpo físico (como aquí lo podemos denominar o percibir a nivel “físico” o “real”). Todos sabemos eso tan básico de la “ley de la atracción” no sólo en física y química, sino también lo de la “ley de la repulsión”. Esto pertenece a la Inteligencia Sagrada, que traducida, pongamos a nivel “mental” o de pensamiento o “cerebral”, codifica a cada una de sus Criaturas y las capacita no sólo para que sepa defenderse y poder vivir “su vida”, sino que las capacita inconsciente y subconscientemente para que cada una cumpla su “función” o “misión” en su propio nivel o rama o tipo de Creación. No es nada complejo, todo es cuestión de Observación, sobre todo, de que esta Observación sea la que nos lleve a ir subiendo los Escalones del Conocimiento, y que debe de hacerse a través del Corazón: él nos guiará a través de nuestro cerebro. Nuestra Mente Inferior-Cognitiva cuando se une a nuestra Mente Superior-Luz es la que nos capacita para “entenderlo”, si no todo, sí cada paso de la Creación que intenta que nos sea des-Velado.

En estos tiempos donde todavía se discute, mejor dicho, se empieza a “pensar” y hasta a plantear de forma generalizada si, por ejemplo, los Animales tienen Alma, es necesario que comencemos a penetrar en el Sagrado Conocimiento de la Creación: La Inteligencia Sagrada de la que estamos y está todo impregnado. No existe nada al azar, nada surgió por casualidad, nada existe porque sí o per sé, nada sobra, nada falta, todo se va transformando, todo se va adaptando, todo se va Trans-mutando. Y es que Trans-mutar es algo más que mutar. Trans supera el tránsito más allá de cualquier modificación o mutación. Transmutar es traspasar un umbral para alcanzar otro e ir penetrando y recorriendo el Camino de lo Sagrado.

Sagrado pertenece a lo Impenetrable porque, dicho coloquialmente, somos Criaturas, Hijos de un Creador, Somos como Él, formamos Parte de Él, pero no somos Él hasta que a Él no Regresemos. Él es Infinito, nosotros somos finitos. Somos una Partícula más de su Creación, no somos Su Cuerpo entero, entender ese Cuerpo es lo que nos llevará a la Felicidad y al Agradecimiento del Don de la Vida-Creación.

No confundamos lo Sagrado con lo teológico. Hemos de ir desgranando la espiga: Debemos ir re-ligando y sacando la paja de las semillas que lleva cada religión. Lleguemos a lo Sagrado a través de cualquiera de Ella, porque cada una de Ella, cada Religión es una Perla Sagrada por eso fue transmitida desde lo más hondo o supremo del Cosmos a través de Profetas, Maestros, Iniciados, Guías,… para que nos guiasen a nosotros, Sus Criaturas. Tenemos esa capacidad. Y, es que, de hecho, todas las religiones, al igual que cada zona de nuestro Planeta guarda una similitud grande, sólo las diferencias son muy externas o superficiales, no podemos quedarnos en la piel. La piel de la Serpiente debe ir mudándose, y si no, recordemos aquella frase del Maestro Cristo: “Sed como las Serpientes”.