Archivo de la etiqueta: hablando con dios

hablando con “dios”

Hablando con “dios”, conexión directa, sin coste de llamada, 0 céntimos el minuto.

Supongo, que al igual que a vosotros, muchos días los sentimos más cansados o pesados, sin luz, donde lo que ha reinado a nivel comunicativo han sido las nieblas, las tinieblas, los desprecios, los desplantes egóicos, los más y los menos… bueno, tampoco es cuestión de eso, pero estos aderezos aderezan aburridamente los días donde casi casi tiene que estar postergada la hermana Esperanza a un rincón de dentro de unas horas o al día siguiente…

Entonces se me ha ocurrido que… y, bueno, ¡qué bueno sería poder tener una conexión directa a través del móvil con “dios” mismo… esto se me ha ocurrido tras llamar y llamar y llamar a quien se supone que tiene que contestar y con quien preciso hablar para una cuestión importante… tras este lapsus he pensado eso: ¡qué bueno tener un papá dios con quien hablar en estos casos para contarle nuestros problemillas, quejarnos de los intríngulis a que nos vemos sometidos, los que no tenemos pasta sobrada, y, sobre todo hablar, hablar de tú a tú… porque, a decir verdad, yo también necesitaría a veces quejarme en voz alta con tan singular personaje: dios; y no, no quiero rezar, no quiero sentirme elevada, quisiera, simplemente hablar… sería el tope ¿verdad? El tope de algo irreal, pero que hasta me temo que muchos hacen en voz alta, ya que si no ¿con quién hablar? Este es el triste resultado de muchos, quienes en su soledad así liberan amarras.

Pero qué fácil sería ¿verdad? Qué fácil a veces dejarnos sembrar por el cansancio, y pensar… bueno,… es que me gustaría hablar con dios mismo…

Mira, lo voy a hacer ahora mismo, y… ¿qué es lo que te puedo decir dios inventado?

Apreciado…, no, apreciado no, mira querido dios, oye, tío, te llamo porque estoy hasta las cejas de andar por estos lares; estoy hasta el cogote de no tener pasta para poder largarme donde quisiera; estoy hasta las narices de gente estúpida llena de problemas que además es más falsa que las pesetas de cromo a cuatro colores; estoy tan desbordada de gente sin conciencia ni escrúpulos que este mundo me aburre mogollón; me aburre mogollón no poder ir donde quiera y como quiera; me aburre mogollón tener que chupar cosas que no son mías; me aburre mogollón que hasta tenga que ir a comprar agua si quiero beber algo en condiciones, fíjate, dios ¡agua embotellada en plástico!, mira Tío, este es el tope de todo; y te sigo contando porque contarte quiero… hoy he tenido una leve conversación con alguien que me ha abierto los ojos como platos: entre ellos se clavan puñales de a metros de largo, se llaman putas, se critican, dicen que se acuestan con unos y otros, que si la hija de fulanita o menganita, ah, si todos se conocen, se lamen el culo y luego se clavan puñales de a metros… mira dios, no quiero ni pensarlo ni que me pase por las entrecejas… de verdad que estos humanos me aburren siniestramente, pero sobre todo hoy te llamo porque bueno, ¿qué tal si te luces un poco? Porque ¿qué pasa con esto u eso otro y por qué y cuándo,… me lo puedes decir? Sí, sí, ya sé, pero es que ahora mismo me gustaría que… y así ¡zas! Y ya está qué fácil debe ser para ti… ¿por qué no para mí? ¡Ah! Me vas a decir que este es el juego… sí, pero qué juego?… ….. …… ¿sí, oye, dios… estás aaahhííí? Pip pip, pip, pip,..

Bueno ya me parecía a mí que eso no era posible, pero, bueno ¿cómo de ser tan idiotas es esto que se me ha ocurrido? Pero sí, sería divertido ¿a que sí?

No, no he podido conectar con este personaje, el dios que predican muchos y cuya bondad es una bolsa llena de golosinas y regalos y premios y… hasta incluso castigos.

Va a ser eso, y es que no creo mucho en ti en esa forma, porque la forma, tu incognoscible Chispa es algo que no tiene ni boca ni oídos… y, sin embargo, te siento muchas veces, son las “señales”,… pero aún todo y así, déjame que hoy te diga que me gustaría que tuvieses barbas y un sayo para poder tirarte de los pelos y agarrarme a tus ropas y protestar como una criatura maleducada, para decirte: “¡Mira, estoy harta! ¿hasta cuándo? Ya sé que vendrá es otro “día” de cambio de plano… pero es que éste, de verdad… sin comentarios”

Y sí, ya sé… y ahora hablando contigo en serio: sé que aquí tengo que crear cada día.. pero es que hoy, debe ser, buen Amigo, que me gustaría dejarme llevar por toda esa comodidad y rendirme al llanto de la impotencia o de la “esperanza” de los idiotas. En fin, entiende que yo también soy “humana” en construcción y que me cuesta, a veces, pensar que no puedo ser como el resto y mezclarme en toda esa bazofia… en fin, disculpas super ho’opononíferas, porque hoy me han saltado las bielas y he estado a punto de decir a alguien: anda calla o te tapo la boca. Jolines con los trajines de las calles y de las gentes donde todo el mundo se conoce pero en realidad, no se conoce a nadie, debe ser apreciado Amigo que esto debe ser excusa para no ayudar (me refiero de verdad) y así olvidar lo necio de la vida.

Apreciado-Amigo-Creador corto la secuencia, ya me he desahogado… contigo, en fin, y de todas formas, diles, haz algo en relación a este tocho de mundo, porfa, porfi… me gustaría ya ver algo nuevo, más que nada para ir adelantando algo… Corto y….