Archivo de la etiqueta: Era de Acuario

Afrontermos la VIDA de otra forma: TransFORMEMOS nuestra Existencia

Al caer la noche, necesitaba visitar mi “Templo de Silencio”. Allí, invoqué a la Madre, al Padre, a la Vida y a la Muerte…

Pero esa noche, no estaba yo sola en el TEMPLO… Algo me invadió: sentí que el TEMPLO ESTABA REPLETO DE ALMAS… Almas que estaban dispuestas, como un Ejército, para Atender los vacíos…

LA NUEVA ERA COMIENZA… Es nuestro reto AFRONTAR y transFORMAR nuestros TIEMPOS… Nuestra Vida.

Tras esa Sensación-medio-visión tuve la convicción de que no estamos solos, que todo ha re-COMENZADO y que debemos dar el auténtico VALOR a la VIDA…

Por duros que sean los caminos, o por duros que nos parezcan…

No es TIEMPO de ENDURECERNOS ni de andar tras los caminos trillados de quienes tratan, sí o sí: de relegarnos a sectores, aplanar nuestras vidas, sentir-nos conscientes de que estamos bajo los peores “tiempos para cualquier distorsión” (esto mismo lo podéis sentir-ver-oír-palpar vosotr@s mism@s: ahora los medios son tan amplios que la cantidad de formas en que tratan de conducir-nos son demasiadas, e inevitables…). Por eso hemos de estar y ser conScientes de la Importancia de ESTOS TIEMPOS en los que estamos ahora todas y todos forjando el “futuro”.

Si ahogas una semilla, esta no brotará. Si pones la semilla en una tierra fértil: esta brotará y te dará no solo alimento sino la alegría y felicidad de haber contribuido a la Vida.

El AMOR, debe tomar todas sus ARMAS, ser la ENERGÍA MÁS PODEROSA DE TODAS LAS ARMAS… (sin artefactos)… Como Energía: llega a TODAS PARTES. Si entramos en esa VIBRACIÓN, formaremos esa Mente Cósmica Humana Universal que permitirá el GRAN CAMBIO.

Así lo Siento. Esto que he relatado no es un cuento, fue realidad, nunca esperé sentir lo que sentí en aquel momento cuando sentí que el TEMPLO de la VIDA estaba repleto de ALMAS, dispuestas a ayudarnos a realizar nuestros Caminos: el Gran Cambio. No sintamos miedo’s; no sintamos vacío frente a la pregunta del sentido de nuestras Vidas; no forjemos historias vanas, sino las precisas, las esenciales, las que abren caminos; depositan semillas en la Tierra; siembran Alientos de Vida y de Amor…

Hemos de dejar atrás los sellos que nos han forjado como a ganados etiquetados de cualquier especie. COMO ESPECIE FUIMOS CREAD@S (MACHO Y HEMBRA – HEMBRA Y MACHO PORQUE ASÍ HA DE SER), PARA QUE LA VIDA SEA ESO: VIDA. Entonces no tiene sentido quitar el significado de lo que significa la VIDA.

Sabemos que la VIDA no solo en nuestro Sistema Solar es muy escasa, quizás exista, pero en formas muy primordiales, no-complejas como lo somos nosotros y nuestro PLANETA… Somos unos privilegiados… Y, como tales, hemos de ser inmensamente AGRADECID@S a DISFRUTAR DE NUESTRAS VIDAS, pero de ahora en adelante, preparándonos para esos grandes Cambios en los cuales hemos de ser los Guionistas, Directores y Actores de nuestras vidas: como Unidad y como Compleja Humanidad Entera.


La Edad de los Héroes, tal como nos muestra Havasi, pero sin heroismos de “guerras” donde hay muertes, heridos y dolor: todo lo contrario. Somos los Artífices de esta Gran Edad Heroica. Muchos están, ahora mismo, luchando a vida o muerte, por enfermedad; otr@s por escapar de miserias y pobrezas; otros atravesando en pateras los océanos donde tienen un nivel muy alto de dejar sus vidas en la mar océana; otros: luchando por la Vida de los demás: Sanitarios, Médic@s, Auxiliares. La convulsión de Occidente y el continente Americano, así como el Asiático no es en vano… La Madre protege a sus criaturas en una u otra forma, incluso a la hora de marchar (morir) tiene su forma de proteger-nos…

La semana que viene, entramos en el Signo de Acuario… Acuario, el gran Hacedor de Innovaciones, nuevas perspectivas, apertura de Mentes… Su símbolo es el de la Jarra de la que, de forma eterna, derrama sus Aguas para que la Vida siga siendo POSIBLE…

Gracias a TOD@S, y no permanezcamos en las vibraciones negativas, inútiles o en aquellas que empujan por des-viarnos hacia los lugares donde no debemos ir: individual y colectivamente.

Agüanta*… que es ¡pasado!

* Con diéresis es mucho más!!!

Basado en el cántaro que va a la fuente y al final… siempre le pasa algo: o se cae, o se vuelca, o sencillamente se le cae el asa… o vete a saber… y es que de Agua va la cosa.
Agüanta, es, sin más el énfasis de “A aguantarse“, que viene, probablemente, de ahogarse en el agua…
Pero como se empeñan en que eso de aguantarse sea ahora, en este instante, justo después de este instante, un rato más tarde, y así hasta mañana, pues he decidido que tendríamos que reBelar-nos tod@s en conjunto, porque los que deciden (supuestamente) nuestro destino, siempre están dispuestos a predicar el predicado de la frase: “¡Aguanta que es gerundio!”
¡Pues no, señor! Eso de Aguantarse tiene que cambiar, y tiene que cambiar, ya sea por el simple hecho de que hemos dejado atrás la era de Piscis, donde todos estábamos más que ahogados y con las escamas blandas de tanto agüantar…
Ahora ya es distinto, señores de la inquisición planetaria, ya hemos entrado en Acuario, el señor/a de la Jarra que derrama el agua y escancia la tierra y llena las venas de la Tierra con su Agua preciada y valiosa.
Pero… pero ¿cómo dejar de estar ahogados y salir a recibir, simplemente el Agua del Aguador? Bueno, en su tiempo ya lo hicieron algunos peces o animales marinos para evolucionar y trans-formar su vida de acuosa a oxigenada.
Conste que este escrito va muy en serio, pero también muy reflexivo con tintes y chispitas, porque ¿quién está manteniendo este mundo tal cual está? ¿quién mantiene este orden, y nos aboca al nuevo orden mundial?
Esta es una entrada para la reflexión, porque aunque somos o seamos much@s los que estamos por un cambio real, hay quien se empeña en que son otros los que lo han de realizar.
Pero, ¿quién son ésos otr@s? Acaso dios mismo y sus huestes vengadoras, tal cual antaño parece ser que lo hizo sobre el terreno mismo un tal Yahvé, quien parece que comandaba una serie de naves que podían volar, quien parece que tenía ya en su poder el poder (v.l.redundancia) de destruir ciudades enteras (claro que entonces no eran tan grandes y extensas).
¿Quién va a cambiar el destino del mundo? ¿Nosotros o ellos? Bueno, meto en el saco o en el capazo a todos, pero claro está que si “nosotros” ya hubiésemos querido cambiar, ya lo habríamos hecho… pero ¿por qué no se ha conseguido hasta ahora? Pues muy sencillo (muchos, o algunos, dirán que es porque somos malos y sólo estamos condenados), la respuesta es más sencilla: nuestro pensamiento paradigmático tiene que cambiar, nuestro cerebro tiene que re-transformarse para dar cabida a otro tipo de pensar (o pensamientos) o a otros paradigmas, que no son éstos de ahora. Nuestro pensamiento-molde, ahora es rígido, pero es mucho más rígido quien lo contiene ya que al ser incapaz de ver, y sobre todo de querer ver realizados otros horizontes, se siente amordazado por sí mismo, concluyéndose en sí mismo y sin desear que nada cambie: “¡que lo cambien otros!”
Nos falta, todavía, algo que sin duda es más valioso que cualquier riqueza, y es la capacidad, la moldeabilidad que abra el destino de los humanos en conjunto, hacia nuevos horizontes, los nuevos horizontes de la nueva Humanidad.
Abrir la mente, sin dañar a nadie, a ningún ser vivo, tener la Consciencia siempre alerta para saber vivir en conciencia en el mundo, mejor dicho, en el Planeta que nos ha tocado vivir.
Sin menospreciar cualquier otra forma de Vida o posible humanidad que esté alojada en otros muchos millones de planetas,… nos falta la ductilidad de apreciar la Vida que se nos ha dado aquí, y esto, necesariamente, tendrá que ser adquirido en los próximos tiempos, pase lo que pase, o mejor dicho, aunque nos hagan pasar por embudos de destrucción.
El Planeta, nuestra Madre Tierra es independente de esta sociedad de humanos, y como tal merece el Amor y el reconocimiento de toda la Creación, ya que nosotros también formamos parte de ella.
Pero siguen existiendo muchos cerebros dogmáticos aferrados a nociones aprendidas y aprehendidas, y esto sigue siendo dificil de moldear, sobre todo aquellos que tienen una vida fácil y bien dispuesta, donde su disposición en esta vida es la de criticar, destruir, conformarse, o, simplemente, ignorar.
Aguantar, no!, Aguantar es cosa del pasado y no gerundio… Es posible que tengamos que vivir cotidianamente de forma distinta, pero esto nos hará (a muchos) adquirir otra serie de “valores”, precisamente los que van a romper con esos esquemas de encofrado y no-más.
¿Vendrán los buenos tiempos, según muchos han clasificado esos “buenos tiempos”? En conjunto fueron muchas las manos que agarraron unos dados y los tiraron, los resultados están todavía en el aire… y, aunque ahora disponemos de muchos más medios para la inter-comunicación, han sido muchas las manos y los manotazos que han dado golpe para destruir ese posible resultado.
Coherencia obliga: falta mucho, falta bastante… quizás una o dos generaciones… pero ya se puso todo a rodar, y, ni tan siquiera ha sido cosa nuestra, sino que obedecemos a otros patrones muchos más amplios: yo le llamo el Plan Cósmico. Este Plan está inscrito ya en muchos adn’s; filosóficamente, son muchos los venidos que están aquí empujando para que todo pueda trans-formar sin que el humano sea desviado hacia una total manipulación o vida artificial.
La Tirada de Dados está en el Aire, ya no es cuestión ni de soplar ni de dar golpes, sólo hay que esperar a que esos números sean los máximos, sólo hay que esperar a que empecemos (de forma real) a unir-nos. Sé que va a costar, pero paso a paso, un@ a un@, o miles a miles, estamos entrando en el nuevo portal del señor (también puede ser una señora) Acuario.
(Esta es una reflexión para re-situar-nos, cada uno en su lugar, cada uno con su objetivo; es una reflexión porque no va a haber “suerte” en el resultado final, sino que habrán las evidencias de que, hace ya algún tiempo, ya comenzamos a andar, y que eso de Aguantar es algo que ya pertenece al pasado y no a nuestro presente. Ahora nuestro presente tiene que estar sembrado de las Intenciones y la puesta en marcha. Y, no, no lo dudo, somos muchos, y aunque no coincidentes, todos vamos en el mismo camino.)
Todos mis mejores deseos de Amor Incondicional y de Unión, porque tod@s somos Un@, y ahí nada ni nadie podrá engañar-nos. Un abrazo