Archivo de la etiqueta: Ejército de Almas

Afrontermos la VIDA de otra forma: TransFORMEMOS nuestra Existencia

Al caer la noche, necesitaba visitar mi “Templo de Silencio”. Allí, invoqué a la Madre, al Padre, a la Vida y a la Muerte…

Pero esa noche, no estaba yo sola en el TEMPLO… Algo me invadió: sentí que el TEMPLO ESTABA REPLETO DE ALMAS… Almas que estaban dispuestas, como un Ejército, para Atender los vacíos…

LA NUEVA ERA COMIENZA… Es nuestro reto AFRONTAR y transFORMAR nuestros TIEMPOS… Nuestra Vida.

Tras esa Sensación-medio-visión tuve la convicción de que no estamos solos, que todo ha re-COMENZADO y que debemos dar el auténtico VALOR a la VIDA…

Por duros que sean los caminos, o por duros que nos parezcan…

No es TIEMPO de ENDURECERNOS ni de andar tras los caminos trillados de quienes tratan, sí o sí: de relegarnos a sectores, aplanar nuestras vidas, sentir-nos conscientes de que estamos bajo los peores “tiempos para cualquier distorsión” (esto mismo lo podéis sentir-ver-oír-palpar vosotr@s mism@s: ahora los medios son tan amplios que la cantidad de formas en que tratan de conducir-nos son demasiadas, e inevitables…). Por eso hemos de estar y ser conScientes de la Importancia de ESTOS TIEMPOS en los que estamos ahora todas y todos forjando el “futuro”.

Si ahogas una semilla, esta no brotará. Si pones la semilla en una tierra fértil: esta brotará y te dará no solo alimento sino la alegría y felicidad de haber contribuido a la Vida.

El AMOR, debe tomar todas sus ARMAS, ser la ENERGÍA MÁS PODEROSA DE TODAS LAS ARMAS… (sin artefactos)… Como Energía: llega a TODAS PARTES. Si entramos en esa VIBRACIÓN, formaremos esa Mente Cósmica Humana Universal que permitirá el GRAN CAMBIO.

Así lo Siento. Esto que he relatado no es un cuento, fue realidad, nunca esperé sentir lo que sentí en aquel momento cuando sentí que el TEMPLO de la VIDA estaba repleto de ALMAS, dispuestas a ayudarnos a realizar nuestros Caminos: el Gran Cambio. No sintamos miedo’s; no sintamos vacío frente a la pregunta del sentido de nuestras Vidas; no forjemos historias vanas, sino las precisas, las esenciales, las que abren caminos; depositan semillas en la Tierra; siembran Alientos de Vida y de Amor…

Hemos de dejar atrás los sellos que nos han forjado como a ganados etiquetados de cualquier especie. COMO ESPECIE FUIMOS CREAD@S (MACHO Y HEMBRA – HEMBRA Y MACHO PORQUE ASÍ HA DE SER), PARA QUE LA VIDA SEA ESO: VIDA. Entonces no tiene sentido quitar el significado de lo que significa la VIDA.

Sabemos que la VIDA no solo en nuestro Sistema Solar es muy escasa, quizás exista, pero en formas muy primordiales, no-complejas como lo somos nosotros y nuestro PLANETA… Somos unos privilegiados… Y, como tales, hemos de ser inmensamente AGRADECID@S a DISFRUTAR DE NUESTRAS VIDAS, pero de ahora en adelante, preparándonos para esos grandes Cambios en los cuales hemos de ser los Guionistas, Directores y Actores de nuestras vidas: como Unidad y como Compleja Humanidad Entera.


La Edad de los Héroes, tal como nos muestra Havasi, pero sin heroismos de “guerras” donde hay muertes, heridos y dolor: todo lo contrario. Somos los Artífices de esta Gran Edad Heroica. Muchos están, ahora mismo, luchando a vida o muerte, por enfermedad; otr@s por escapar de miserias y pobrezas; otros atravesando en pateras los océanos donde tienen un nivel muy alto de dejar sus vidas en la mar océana; otros: luchando por la Vida de los demás: Sanitarios, Médic@s, Auxiliares. La convulsión de Occidente y el continente Americano, así como el Asiático no es en vano… La Madre protege a sus criaturas en una u otra forma, incluso a la hora de marchar (morir) tiene su forma de proteger-nos…

La semana que viene, entramos en el Signo de Acuario… Acuario, el gran Hacedor de Innovaciones, nuevas perspectivas, apertura de Mentes… Su símbolo es el de la Jarra de la que, de forma eterna, derrama sus Aguas para que la Vida siga siendo POSIBLE…

Gracias a TOD@S, y no permanezcamos en las vibraciones negativas, inútiles o en aquellas que empujan por des-viarnos hacia los lugares donde no debemos ir: individual y colectivamente.