Archivo de la etiqueta: ausencia de empatía

No voy a preguntar ¿POR QUÉ HAY TANTA MALDAD EN EL MUNDO?

¿Por qué hay tanta maldad en el mundo? Es algo que desde luego todos sabemos que está ahí: la maldad.
Lo malo es que siempre “pensamos” que la maldad es externa, que pertenece a la más pura de las distorsiones, y que muchas veces, casi siempre de las veces, como que NO NOS CONCIERNE, porque, desde luego, nosotros siempre nos JUSTIFICAMOS para escondernos detrás o tras nuestras propias maldades disfrazadas de “normalidad” o de actuación justificatoria o actuación meramente “social”.
¿Quién es absolutamente bueno? NADIE. Poner la maldad y la bondad en balanza obliga a pensar en blanco o negro, en ying o yang.
Y lo cierto es que la MALDAD EXISTE, y generalmente SE SUELE / SOLEMOS JUSTIFICARLA. Y se suele justificar su existencia en base a que cada uno tiene que “defender lo suyo”, y eso, cómo no, obliga, quieras que no a justificar la INACCIÓN frente a cualquier tipo de maldad.
Bien, ahora voy a rebajar a la MALDAD a un nivel de menos “importancia”, porque tiene demasiados tentáculos, demasiadas vertientes, todas nacidas o paridas de nuestro pobre sistema MENTAL… por eso no voy a entrar en ello, es demasiado extenso.

Ahora, voy a rebajar todavía más a la MALDAD. La voy a rebajar hasta el extremo de la inexistencia.

Y la voy a REBAJAR HASTA LA MÁS ABSOLUTA DE LAS INOCUIDADES, porque NO IMPORTA QUE LA MALDAD EXISTA.

Lo importante, lo más importante es QUE LA BONDAD, QUE LA JUSTICIA permanecen totalmente inocuas y DEJAN ACTUAR TOTALMENTE LIBRE A CUALQUIER TIPO DE MALDAD.

Esto es una reflexión corta, pero algo que debemos de asumir todos porque quienes SUFREN, aquellos a QUIENES DEJAMOS SUFRIR, no piensan en la maldad: NO.

QUIENES SUFREN LO QUE PIENSAN ES ¿POR QUÉ NO EXISTE LA BONDAD NI LA JUSTICIA?

Eso es todo, así de sencillo.

Bajo este prisma, de verdad, en verdad creo que hemos dejado tejer la más absoluta de las marañas que podemos denominar como MALDAD, ésta campa a sus anchas PORQUE EL BIEN NO ACTÚA.

Eso es todo, así de sencillo.