Archivo mensual: junio 2022

Cruzando el Puente

Puedes/podemos cruzar el gran Puente, eso se sabe cuando estamos viviendo situaciones «límite». Entonces o cruzas el Puente o te asomas a la barandilla para recrearte en que: «quizás sea mejor no seguir, quizás este puente sea la puerta para cerrar esta existencia»…

El PUENTE está AHÍ, para invitarte/invitarnos a REFLEXIONAR.

Sabemos, y much@s con mayor motivo, que a veces esta vida «carece de sentido», sobre todo cuando observamos a nuestro alrededor, y solo vemos lo pobre que se muestra. No logramos conectar con nuestro ALREDEDOR porque nuestro interior está CERRADO.

Nos encerramos, y, todavía así, somos conscientes de que hay que ir HACIA ALGUNA PARTE..

CRUZAR EL PUENTE…

El PUENTE te obliga a REFLEXIONAR, ante todo sobre tu existencia: apartando lo EXTERNO para conectar con tu/nuestro INTERIOR.

«Te fijas en las AGUAS que corren bajo el puente… Quedas hipnotizado: LAS AGUAS TAMPOCO CONOCEN SU DESTINO, sin embargo, cada gota, cada átomo corre en una maravillosa corriente hacia ALGÚN LUGAR.»

El PUENTE es el símil de la CORRIENTE DE LAS AGUAS que nos llevan hacia nuestro destino. Y, entonces, logramos decodificar que nosotros somos ESA GOTA DE AGUA, individual, que forma TODO UN RÍO. El llamado «destino», pues, ¿es colectivo? La respuesta es SÍ. Aunque seamos una gota dentro de ese gran caudal: nuestras vidas recorren ese DESTINO COLECTIVO.

Entonces, logras entender que TU/MI/NUESTRA VIDA ES TAN IMPORTANTE Y TAN VITAL COMO LO ES CADA GOTA DE AGUA, independientemente del Mar que nos espere al final o quizás otro río más caudaloso…

ESTÁS AHÍ, SOBRE EL PUENTE, ASOMADO/A A LA BARANDILLA, entonces sabes que amas esa CORRIENTE. Respiras hondo, te apartas de la barandilla, miras hacia el final del puente y decides que HAS DE CRUZARLO, porque allí te espera ese mar que te ha anunciado el río.

Gracias Amig@s. A veces hay que cruzar un puente para volver a la consciencia de la Vida Misma.

Sobre la importancia de la presencia física de ciertas personas

Este mensaje nace de una comprobación.

Seguramente, much@s de vosotr@s creéis o pensáis que habéis nacido con una especie de «misión» en vuestra vida.

Al cabo de muchos años puedo constatar que esto es así: muchas personas han nacido a este mundo, a este tiempo o plano porque su presencia física, es indispensable para muchos grupos de gente.

No voy a decir si se tratan de personas «honestas», llamadas «guerreras», «distintas»…., no voy a decir eso… Tampoco voy a decir si se tratan de personas de reconocido nombre social, o cualquier otra situación similar.

Sí voy a afirmar que, quizás muchas personas de esta tipología, no han tenido una vida fácil; seguramente han pasado por situaciones muy difíciles…, seguramente se trate de personalidades solitarias, seguramente sean personas de carácter afable y notablemente humanitario…

A veces, supongo, nacemos para constatar ciertas cosas. Quizás me ha tocado constatarlo a mí: «Hay personas que son los PILARES, los muros fundamentales dentro de algunos grupos o grupúsculos porque su sola presencia EMANA DIGNIDAD».

Su sola presencia emana respeto, limita los actos negativos, agresivos, vandálicos, injustos: SON LOS FRENOS y los emanadores de CONSCIENCIA HUMANA…

No importa si estas personas ejercen a gran escala, también lo hacen a pequeña escala: SON LOS «PASTORES» no reconocidos, con cuya sola presencia conduce al gran rebaño.

El gran rebaño confuso, el gran rebaño sin cuyos guías pueden actuar peligrosamente para el resto de la sociedad


Hace tiempo que no escribo, y, seguramente, este blog cerrará sus puertas en algunos meses… De momento solo dejo esta nota para la Reflexión, porque nace de una dura experiencia, y que me ha obligado a reconocer este lado de la existencia…, donde muchas personas se preguntan por su «sentido» en esta vida…, donde muchos, incluso, juzgan lo duro que puede ser su propia vida.


Sé que hay muchas personas que pertenecen a esta tipología, y son los conductores del resto. Son anónimos, o no, pero no se traducen como «guías» o como «religiosos» públicos, son personas anónimas «normales», pero cuya presencia invita a todo lo anterior dicho.

Gracias.