Archivo diario: 21 de octubre de 2020

La auténtica Fuerza, el auténtico Poder

Todos, todos hemos nacido con unas cualidades, creo que absolutamente todos, y todas claro, de nosotros ha dependido favorecerlas, pero es algo que, creo que es innato, ha venido con nosotros a este “mundo”, a este Planeta, y me gustaría por si alguien no lo sabe, que intentase recordar qué recuerda de él o de ella misma cuando era muy muy pequeñ@…, sus sensaciones, cómo se sentía, si se veía como “algo” ajeno o bien totalmente integrad@ en este Plano y circunstancia social o modelo de convivencia humana… Las sensaciones son muy importantes porque vienen a decir, más o menos, o a indicar cuál es “tu posición” respecto a tu nacimiento.

Quizás el ejemplo pueda ser como el de un astronauta que flota en el aire, en el vacío, que sabe que es ajeno a donde va a aterrizar y que tiene una serie de características y de sensaciones y que va a “caer” en un medio ajeno al que tendrá que acoplarse…, porque si no se acopla lo va a pasar realmente mal… Tendrá que ir reaprendiendo nuevas cosas, adaptarse a donde va a instalarse por un tiempo… porque sabe que en el “aire” no va a poder continuar… La fuerza magnética lo traslada allí y allí va a tener que moverse en un futuro, en un tiempo.

Todos traemos esas sensaciones…, quizás alguien la nostalgia, quizás alguien el “deseo”, quizás otros el ansia de “conocer a dónde va a instalarse”, quizás otros el ansia de investigar; quizás otros y otras la virtud de querer entregarse y dar todo lo que lleva dentro, una necesidad de llegar y Entregarse… Otros, el hambre del Conocimiento, de saber más respecto a los planos, las existencias, las formas tan diversas de la Creación y sus manifestaciones en forma de Vida, es decir, lel deseo de sapiencia de sentir cómo nos interrelacionamos, cómo respiramos, cómo vivimos, cómo somos capaces de sentir, incluso de sufrir.

Hay mucha gente, que supongo que habrá olvidado estos impulsos natos, quizás porque las circunstancias fueron las que le llevaron a ese olvido temprano… Pero hay otros muchos seres que lo Reccuerdan: sí o sí…, que saben que, de una forma u otra hemos venido con un EQUIPAJE…, y no precisamente el biológico, porque de ese ya se ha encargado el maravilloso mecanismo de la creación: cada ser respecto a lo que le ha “tocado” vivir (o quizás como algunos piensan ha “elegido”, esto lo pongo en duda, porque no es verídico al cien por cien, salvo por los grandes rasgos que van a envolver la vida que nos ha tocado vivir).

Depende pues cómo sea ese Equipaje (voy a llamarlo Luz Espiritual o Espíritu), vas a tener a lo largo de tu vida unas vivencias que destacarán sobre otras, sobre todo en el lado POSITIVO, porque no nos traemos aquí nada MALO, sino al contrario: VENIMOS CON LO POSITIVO; aunque es posible que alguien se mal-desarrolle desde muy pequeñ@ y no sepa aprovechar ESA LUZ, ESE EQUIPAJE… De eso se trata: APROVECHAR NUESTRO EQUIPAJE ESPIRITUAL PARA SEGUIR AGRANDÁNDOLO.

La auténtica Fuerza, el auténtico Poder
RESIDE EN LA MAGIA ESPIRITUAL DE CADA UN@

Este es el EQUIPAJE con el que hemos venido a este “mundo”, a nuestras circunstancias específicas, y es como la mochila que nos va a permitir no solo sobrevivir, sino saber, incluso en circunstancias que para mucha gente pueda parecer relevante y dolorosa, que podemos echar mano de esa Mochila y que va a ser nuestra Supervivencia…, incluso mucho más allá de nosotros mism@s.

Es importante, por ello, RECORDAR NUESTRA MOCHILA, nuestra LUZ, nuestra MAGIA, saber cómo y con qué hemos venido a este “mundo”, tal vez la magia de saber plasmar en y con dibujos o con colores; tal vez la magia de escribir; tal vez la magia de Sonreír; tal vez la magia de nuestro desprendimiento material; tal vez la  magia de Saber Estar y Saber Ayudar a todo lo que nos rodea; tal vez la magia de hacer o actuar como un “semáforo” para los demás; tal vez la magia de Enseñar; o la magia, incluso,¿por qué no? del arte de “tener hijos”, no solo por el hecho en sí mismo, sino en su crianza y trasladarlo a los demás, como madres o padres cósmicos que vienen a sembrar semillas y luego a cuidar que esas plantas vuelvan a ofrecer frutos sanos y armónicos para a su vez ayudar a los demás… Quizás la relación pueda llegar a ser infinita…, porque sabemos de gente que, incluso, y sin ayuda o muy poca ha llegado a “construir” auténticos Bosques donde eran desiertos, y eso lo sabemos… El ARTE DE DAR Y SABER DAR LO MEJOR DE NOSOTROS MISMOS.

Es pues hora, creo, de empezar a dejar atrás las Competencias, los codazos, dejar atrás los egos baratos, y las formas de vivir faltas de sentido.

LA AUTÉTICA FUERZA, EL AUTÉNTICO PODER CONSISTE EN SER NOSOTR@S MISMOS A TRAVÉS DE LOS EQUIPAJES DE LUZ QUE HEMOS TRAIDO A ESTE MUNDO.

Y saber interpretar esto a veces no es muy complejo ni está lleno, eso por supuesto, de doctrinas ni de enseñanzas que quizás no estén tan basadas en lo que podemos denominar como “la realidad auténtica que hemos traído”. A veces acoplar, adoptar enseñanzas ajenas que están carentes de sentido pueden desviar nuestro Equipaje y en vez de llenarlo o ser conscientes de él, quizás lo que hagamos sea abrir esa maleta y desperdiciar todo lo que llevamos dentro.

Por eso este post hoy, en mi circunstancia personal, reconozco que lo mío haya sido y sea HACER GRANDES AMIG@S, AMIG@S DEL ALMA, AMIG@S  DEL CORAZÓN. Amigos y amigas que han ESTADO siempre cuando gentes más próximas no lo han estado: ELLOS Y ELLAS SÍ LO HAN ESTADO.

Por tanto, esto es una mochila que llevaré conmigo, más grande: MIS AMIGOS Y MIS AMIGAS, que aunque haya algunos de ellos con los que no guardo relación cercana: SIEMPRE ESTÁN AHÍ, PRESENTES, Y… ES MÁS MI MOCHILA SE SIGUE AGRANDANDO… Tanto es así que solo me cabe agradecer, quizás esta “cualidad” o este “factor humano” que me ha hecho quizás no tener una serie de cosas, pero sí TENER E IR TENIENDO GRANDES AMISTADES, DE LAS DE VERDAD, DE LAS DEL CORAZÓN.

Gracias, amigos y amigas… Ojalá que vayáis recordando vuestra Luz… ya digo, pueden ser muchas cualidades… y ellas son las que siempre nos acompañarán, nos engrandecerán,nos ayudarán a salir de circunstancias a veces dolorosas o no agradables… y van a ser las que vayamos también van a agrandar ese EQUIPAJE.

En el momento FINAL, espero y quiero solo RECORDAR ESE GRAN EQUIPAJE y con él, abrazado, el día que toque MARCHAR, igual, ¿quién sabe? para volver a aterrizar en otro Espacio, en otro lugar…, quizás, ¿quién sabe si no en otro Planeta habitable o en otra dimensión? eso ya, tal vez, no dependa de mí.

Gracias a todas y a todos por vuestra lectura, porque sé que son tiempos difíciles y que NECESITAMOS de este tipo, no de mensajes, sino de CONFIRMACIONES EXISTENCIALES…

Nota final: Nikola Tesla vino cargadísimo de equipaje…, y así tantos otros, Leonardo da Vinci…, pero claro el suyo era un SÚPER EQUIPAJE, y creo que ellos no lo desperdiciaron en absoluto… pero hay tantos miles y millones de seres que ya no están y otros que sí…, que ESTÁN TODAVÍA CON Y ENTRE NOSOTROS… ¡Vale la pena Recordar, Recordar-nos!