El auténtico mensaje de “El Principito”

Sí, ya sé que El Principito tiene muchos mensajes, pero creo, que, ante todo, tiene uno muy claro.

¡Sí!: Hoy me he sentido como el Principito sobre una pelota, en esa pelota tan pequeña, solo cabíamos yo, un arbolito y una regadera. Solo mover un pie ya había llegado al otro extremo de Mi Planeta.

En realidad, no somos conscientes de que vivimos EN UN LUGAR TAN PEQUEÑO COMO LA MINI-ESFERA donde habita el Principito. Hoy me he puesto a hacer cálculos de forma consciente, porque ya me tocaba… a mis edades… ¡Y sí!, se puede dar la Vuelta al Mundo en 40 días, no en 80… Y que si fuésemos por dentro, en línea recta, tardaríamos MENOS DE DOS SEMANAS en ir de un extremo a otro…

Vivir bajo la inconsciencia y creencias de que “todo está muy lejos”, es la primera estupidez que se aloja en nuestro cerebro y nos educa para pensar que sí: que si nos vamos lejos, es que realmente “nos hemos ido muy lejos” y que andamos realmente aislados de todo y de todos… si nos vamos a la cima de un monte un poco alto.

La ridiculez de nuestro marco tan estrecho cerebral, nos ha llevado a construir auténticos teatros, donde no solo algunos se han creído hasta “dioses” mismos, si no a pensar-creer que lo que pasa solo en menos de dos semanas al otro lado… a nosotros ni nos va a llegar.

Todo esto viene por las noticias que se están dando últimamente sobre las Fosas de las Marianas… Sí, me he puesto a buscar su longitud y su profundidad, y resulta que dicen los Calculadores Científicos que es el Agujero más cercano al supuesto Centro de la Tierra. ¡Ojo, esto no son cálculos para los terraplanistas… para ellos no hay problemas… Yo no sé, entonces, cómo es que bajo estas teorías, andamos con tanta porquería en el planeta, porque, ¡fijaros!: bastaría con ir con el cubito y con los camiones-basura hasta el borde del Planeta mismo y ¡tachán!: ahí te lo chupes, planeta marte o lo que haya o deje de haber tras ese “enorme vacío”, o no… bueno a lo que sea, igual es al vecino de al lado, porque cuando has llegado al otro extremo, resulta que como esa superficie plana es circular, has vuelto a llegar hasta tu ático! ¡Ni más ni menos!

¡Qué paradoja, amigos y amigas, qué paradoja! ¡Creer que vivimos en un Planeta donde nada SE ACABA, donde todo es infinito y donde, incluso, SOMOS DIOSES MISMOS… ¡Qué paradoja!, es la base de la estupidez más perfecta que nos está llevando a terminar con NUESTRA PEQUEÑA CASA…

Y, sí, es que, pensándolo muy en serio… NUESTRA CASA ES TAN PEQUEÑA como la globo-esfera de EL PRINCIPITO… ¿o no?

¡Ahí lo dejo! O ahí nos lo van dejando, porque si ya hay plásticos hasta en las Fosas Marianas, en las carnes de los cetáceos, y tal… Es que ESTAMOS HACIENDO MAL MUCHAS COSAS… MUCHASSSS y que, si encima, nos pensamos que SOMOS LOS REYEZUELOS-TUERTOS y DESNUDOS, mal lo tenemos. Y es que lo primero que tenemos que cambiar es NUESTRA CONCEPCIÓN DE NUESTRO PLANETA-HABITÁCULO.

EN REALIDAD, ESE ES EL ÚNICO MENSAJE DE “EL PRINCIPITO”

Y, quienes se crean que el que ardan las selvas del Amazonas no les va a afectar a ellos, a mí y al resto, es que necesita una buena limpieza de su azotea para darse cuenta de que, incluso si yo hago algo, o tú, o tú, o tú o ellos… ESO, AMIG@S nos afecta A TOD@S…

Bueno, en realidad no vamos a echar la culpa del calentamiento global solo a los fuegos del Amazonas, puesto que, sí, es solo una parte del pulmón terrenal, eso es cierto, pero es que cada año QUEMAN (ojo, digo: QUEMAN) MILES DE HECTÁREAS DE BOSQUES POR TODO EL PLANETA… pues creo que nuestros pulmones ¡con forma de árbol, precisamente!, no tienen mucho futuro… Y esto no es la ley de quien no abre su mente, si no todo lo contrario…

En fin, sigo un poco más: y es que LO ESTAMOS HACIENDO TODO TAN MAL Y VIVIMOS BAJO TEATROS TAN ABSURDOS, que a veces (los días que los tengo buenos), me da por reír… y me río bastante a gusto, la verdad… Salvo los días en que no me río nada y soy totalmente consciente de que a NUESTRA PEQUEÑA ESFERA, le queda MUY POCO, sí, muy poco… Así, vamos haciendo como aquellos que vivían a las faldas del Vesubio y que “pensaban-creían” y que además se sentían tan superiores como dioses mismos (igual, igualito que nosotros, ahora), que un buen día, no les dio tiempo ni de dejar la cuchara en el plato, es decir, les pilló la erupción con la sopa en la boca…

Pues eso: igualitos, igualitos que aquellos descreídos andamos nosotros…

¡En fin, prosigamos!, porque, sí, ahora estoy escuchando lo de COLOMBIA: ¡Sí, sí, sí, eso: QUE VUELVAN DE NUEVO LAS GUERRAS!

Porque de hecho, no solo del calentamiento global tienen la culpa  los fuegos de la Amazonia, ni los pedos de las pobres vacas en esos estabulamientos, sino que, de hecho, creo que, de este caos y de este descongelamiento de los Polos tienen tanta culpa:

  1. Los incendios
  2. La explotación masiva de la tierra
  3. El exterminio de los insectos
  4. La erradicación de toda forma de plantas y de árboles
  5. Las fábricas
  6. Las sustancias porquería
  7. Los millones de sustancias en forma de “plásticos”
  8. Los millones de sustancias en forma de “químicos”, herbicidas, venenos y esos productos tan mágicos que nos venden para “salvarnos” las vidas: los medicamentos y los potingues para estar guapo/as, para adelgazar, para ir bien de vientre, para eliminar las arrugas, para oler bien, para lucir bonitos y tener toda serie de artilugios hechos con sustancias básicas como esas sustancias básicas VENENOSAS, y así casi hasta el infinito… y no miento.
  9. Y, podría seguir, pero, como el NUEVE es un número mágico voy a decir que en este punto merece franca ilustración algo que siempre olvidan aquellos que ahora son muy “ecológicos”: LAS ARMAS, LAS BOMBAS (de todo tipo, claro), LAS SUSTANCIAS QUÍMICAS HECHAS MUY “INTELIGENTEMENTE” ELLAS PARA EL EXTERMINIO EN FORMA DE GASES O DE OTROS VENENOS. Y, no me voy a olvidar de sus últimos inventos: el querer “DOMINAR EL CLIMA” o matarnos, eso no lo sabemos, o quizás ambas COSAS, a través de LOS CHEMTRAILS… ¿Quién y quiénes están detrás de ellos? ¿Qué porquerías esparcen, que a los pocos minutos se van formando grandes nubes artificiales y que luego caen al suelo en forma de POLVO NEGRO?

Bueno, no sigo, porque igual a vosotros también os coge el mal humor. Y esa no es mi pretensión, sino que en este post es otra: LA DEL MENSAJE DE “EL PRINCIPITO”. Que no nos hace falta dar muchos pasos para estar en el otro lado… ¡ni mucho menos!, y que, por prepotentes y estúpidos, igual, igual nos pase como a aquellos habitantes que habitaban a las faldas del Vesubio, Pompeya: ¡Total ellos eran superiores, y la Naturaleza y los volcanes, pura tontería!, hasta que les pilló con el bocado de pollo entre las muelas…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s