Archivo mensual: diciembre 2016

A Ti Madre

Hoy te voy a saludar desde la puerta, Madre.
… ¡Cuánto tiempo sin decirte Adiós!
… ¡Cuánto tiempo sin Saludarte!

Te quedaste AHÏ, con tu delantal:
a cuadritos blancos y negros,
tu carita de pena…

sabiendo que lo más seguro
es que jamás volveríamos a Vernos.

Años más tarde supe de tu Partida.
Y no por naIDE. El cruel de tu «marido»
me privó del último Beso de Partida.

NaIDE me avisó…
NaIDE… ¿fue eso una «familia»?

Tantos años tras de ti, Madre…

Tantos años tras de tu Vida…

Que naIDE te tocase,
que naIDE te hiciese ninguna herida…

Pero la herida ya no era física
sino mental…
Porque tus puertecitas se Cerraron…
Años antes de mi Partida, casi que pasiempre…

¡Sí, iban a cuidar de Ti, Madre!
pero más bien lo hicieron
de tu cartilla, donde los LEUROS
iban entrando y saliendo
pa los bolsillos de tu carcelero…
Sí, cierto, ya era «güeno»
ya no se portaba «mal»
ya no «bebía»…

porque sabía que si lo hacía,
había un guardián feroz
que le iba a levantar de sus zapatillas…
Yo con mis apenas 50 kilos de medida
le hubieran hecho recordar
demasiadas cosas:
que hay cosas que no se hacen
que ni el vino ni el alcohol
es refugio ni bandera paNAIDE.

Mamacita que llorabas,
cuando yo era pequeña…

Te vi pocas veces hacerlo…
pero qué pena…
verte hecha un ovillo
secándote lágrimas y mocos,…
preguntándote si la VIDA VALÍA LA PENA…

Te fuiste al año o así de marchar yo
tras esa puerta del adiós último
porque no sabía si iba a volver a verte más…

Tu «carcelero» marchó años más tarde…
Tampoco naIDE me avisó…
¿qué familia es ÉSA?
Supongo que lo dejó dicho que así fuera…

Su venganza se llevó con él…

pero sé que es un alma en pena…

No guardo rencor… ni penas… ni agravios…
ni preguntas… porque no tengo que preguntar a naIDE.

Yo solita me enteré por medios ajenos…
Por eso, hoy, Madre,
cuando va a hacer un año
de saber esa «nueva»,
desde aquí voy a Ondear tu Delantalito
a cuadritos Blancos y Negros,
como un Estandarte,
como una Bandera…

PORQUE DESDE AQUÍ, MADRE…
Voy a levantar por los Hombros
a todas las MUJERES DE ESTE PLANETA…

¡¡EA, MUJERES!!   ¡¡EA, GUERRERAS!!

¡¡QUE VUESTROS DELANTALES
SON LAS BANDERAS!!

¡¡LOS ESTANDARTES DEL AMOR
SIN SECUENCIAS
SIN TIEMPOS
SIN BARRERAS..!!

¡¡SÓLO BIBERONES,
PASEOS POR LOS MERCADILLOS
DE LUCECITAS DE NAVIDAD,
PASTORCILLOS EN PESEBRES,
MUÑECOS VALENTINES
CON RUBIOS PELOS RIZADOS,
CARAMELOS Y COCINILLAS DE MADERA!!!

¡¡POR ESO, HOY, MADRE,
SÉ QUE ERES TÚ,
QUE TÚ ERES,
QUIEN ESCRIBE

ESTE POEMA!!!!!!!

¡ADELANTE, MUJERES!!

¡ ADELANTE, GUERRERAS!!!

¡  QUE EL PATIO ES NUESTRO!!!!

¡    Y NO DE LAS GUERRAS!!!!

¡      LAS FRÍAS GUERRAS DE LOS «FALOMACHOS»
QUE SOLO POR GÜEVOS IMPERAN!!!

¡     BASTA DE GUERRAS,
SOLO CARAMELOS Y GALLETAS,
Y CUANDO ESTEMOS MALITOS O MALITAS
LA SOPICALDO DE POLLO CON HIERBAS!!!

F E L I Z      E Q U I N O C C I O     I N V E R N A L
DE   LA   MADRE   NATURALEZA!!!

 

Sobre el MARTES 13

Nunca he escrito sobre «supersticiones»…

Al terminar el año 2012 recibí una curiosa tarjeta de felicitación electrónica, donde se me deseaba, a mí y al resto de los interesados, Feliz: 2012 + 1 …

O sea, «feliz 2013». La tarteja, toda con fondo negro, más bien parecía la participación a un funeral… ¿Lo fue?… Lo que sí es cierto es que dejé de contactar con ese grupo de gente, aunque fuesen por motivos de trabajo, ya que el trabajo no venía como tenía que venir y todo anunciaba ya un negro preeminente.

¡Vaya, no quiero ni pensar que fue solo a mí a quien mandaron esa tarjetita negra,… ya que hubieron algunas palabrillas por medio!! ¡Vaya, que no, no y no…!

** *** **

Escribo sobre este tema, porque, todavía  hay gente mayorcita que cree firmemente en todas estas telas de araña: o sea, cazablandengues que se mentalizan de que sí, que hay «mala suerte» según te la dicten… Bueno, viene a ser algo así como celebrar fiestas cuando te lo dicen y creer que hay un día pa-los-difuntos, otro para el padre, otro para la madre, otro para la mujer (¡¡Todavía no hay un día para el «hombre»!!! ¿curioso?), para los niños, para los maestros, para el planeta… la lista de discapacitados Planetarios cada vez se hace Mayor… y crece tanto que pronto lo que no habrá serán días para algo común y corriente que no se nombre para nada, porque todo está en franca desaparición y extinción: MENOS LAS GUERRAS, LOS CONFICTOS, LAS MATANZAS, LAS VENGANZAS, LOS ODIOS, LAS ENVIDIAS…. ¡No sé, a lo mejor si hacemos días festivos para estas cosas chuzas, a lo mejor tienden a ir desapareciendo de nuestra EXISTENCIA!! Pero no lo harán porque eso DEPENDE DE NOSOTROS, de todos y cada uno de nosotros y nosotras.

A lo que iba, las supersticiones «infantilodes», con perdón de los infantes, tendrían que desaparecer de nuestras vidas, porque son solo eso: supersticiones que conllevan y arrastran malas vibras que luego se condensan y ¡zas!!!

Otra cosa son las «Señales», quizás, muchos las tenéis y particulares… Sobre todo estas «señales» son dadas por la Naturaleza, por ej. encontrarte con un escarabajo, un saltamontes, un gato, una rata (¡pobres ratones!, sobre todo esos tan hermosos que son los de campo y que son en dos tamaños, los jodidos qué destructivos e invasivos que son, pero qué hermosos, ¿habéis visto alguno así de cerca, con sus ojillos redondos: te miran sin pestañear… hasta que deciden darte con la cola en los morros),… … prosigamos: cielos tristes, nubes o… cantos de pájaros… Sí, todo esto enlaza un lenguaje particular con nosotros si lo tenemos desarrollado interiormente y conectamos con el resto de Seres. Pero esto no son «supersticiones», sino señales o avisos de que algo va bien, que algo va mal, que algo va a ocurrir… nada más lejos de las «supersticiones»…

¿Supersticiones? Sí, sigue habiendo demasiada gente supersticiosa que, en cambio, no hace caso a su propio código interior de «señales». No hay que temerlas en absoluto, ya digo, son «señales» que si sabemos interpretarlas nos ponen sobreaviso… y esto se ha de hacer sin sectarismos supersticiosos… porque a medida que hacemos grandes nuestras supersticiones crece nuestra debilidad y nos volvemos en títeres de eso que han dado en llamar «destino».

¡Vaya, sí, al respecto de «destino»!, eso es otra de esas creencias absurdas, ya que Destino, lo que se llama Destino: SOLO TENEMOS UNO Y ES TOTAL, ABSOLUTO E IGUAL PARA TODAS LAS CRIATURAS QUE NOS HEMOS DIGNADO A EXISTIR TEMPORALMENTE.

El resto es algo a lo que te debes de Atrever cuando sientes que tienes que hacerlo y no colocar barreras, excusas, cansancios, enfermedades, citas, etcéteras, etcéteras, etcéteras…. Por supuesto no me pasa por la mente eso de hacer «mal», gamberradas, etcétera, porque esto no es «atreverte» sino hacer las tonterías más estúpidas que un ser humano pueda cometer, entre ellas el desear mal a alguien, el maldecir con toda la mala leche, hacer daño física o psíquicamente -tan siquiera en idea-, ya que esto no es atreverte sino creerte algo miserable y poner en práctica tu ignorancia y tu odio hacia la vida que te ha sido dada y a a vida ajena de todo tipo. Hay otro tipo de atrevimientos, pero no es cuestión de nombrarlos aquí… En todo caso, me refiero a ATREVERTE con mayúsculas a hacer lo QUE SIENTES QUE TIENES QUE HACER en esta Vida, y que no es, seguro que no: el seguir los códices sociales con los que nos han embadurnado hasta el moco más pegajoso que pueda existir: nacer, crecer, tener amigos, tener novio, tener novia, casarte, tener hijos, aguantar y luego volver a aguantar si llegas… esto NO ES VIVIR, esto es tratar de existir en un mundo que no entendemos, y que por ello, precisamente lo llenamos de conceptos falsos e inútiles que lo único que hacen es hacernos perder nuestro PRECIOSO TIEMPO DE EXISTENCIA.

Por ejemplo, si sientes que tienes que dar la vuelta al mundo: ¡HAZLO!, si sientes que tienes que ayudar como voluntario: ¡HAZLO!; si sientes que tienes que bajar del coche para rescatar a un animal atropellado: ¡HAZLO!; si sientes que no quieres ir a una reunión de trabajo o de familia: ¡NO VAYAS!, etcétera, etcétera, etcéteras…. ….. ….

¿SUPERSTICIONES? ¡Pues sí! Y que conste, quizás he escrito esto porque mañana tenía que ver a alguien, parece que muy supersticioso, tanto que al final ni ha dado la nota, y terminará diciéndome que ha estado por «ahí de viaje», seguro… ….

Bien, es bueno escribir y pensar sobre todas estas «cosillas» nuestras de cada día, para reflexionar al respecto, y saber que la NUMEROLOGÍA es algo bello. En sí, el TRECE, XIII o 13 es un símbolo muy especial, es el símbolo de la Muerte en el Tarot, pero jamás la he visto como tal, y no es tal, sino que es e «morir» para «renacer» a algo totalmente nuevo, cambiar total y radicalmente de mentalidad, de actos, de cosas que estábamos haciendo… en fin… sí, algo positivo… si el 13 va ligado a Marte  o martes, bueno, no es mala conjunción, ya que Marte es un planeta rápido y enérgico… tómese como se quiera, pero decir que la superstición del 13 viene por el terceravo «discípulo» de Cristo, o sea el Judas que lo vendió, bueno… sí, siempre habrá por ahí un traidor, pero el principal traidor que tenemos somos nosotros mismos que tenemos que empezar a ejercer la sencilla pero firme tarea de trabajar cada uno de nuestros minutos de vida a través de la Voluntad: no dejar que nos penetre y nos inunden desde supersticiones hasta aquello que nos dan tan mascado que lo creemos como «cierto»… siempre hay que dejar un stand-by, siempre una puerta abierta, siempre un rescoldo de duda sana, jamás aseverar algo porque no somos poseedores de ninguna «verdad» donde cada día vamos descubriendo que todo es más sutil, más infinito, más inexpicable…

¿Supersticiones? ¿Miedos? ¿Angustia? ¿Inseguridad? ¿Temor? ¿Fobias?

Nota final: Si te dan miedo las avispas, las abejas,… las ratas, las serpientes… solo hay que estar muy tranquil@, seren@, contemplar a esos pequeños seres como o que son: distintos a nosotros. Hace años que me encantan las avispas, tengo un avispero grande en la pared trasera de la casa: ellas y yo convivimos… vienen a buscar agua cuando abro el grifo, paso entre ellas… las rescato del agua cuando se caen… ¡Claro, hay que tener cuidado de no golpear un avispero o pasar muy cerca como si fueses un invasor, entonces, claro, te atacan… pero son unas horas de dolor depende de los picotazos, y punto!

¡Salvemos nuestras Abejas… cada vez hay menos y cada vez hay más malditos drones y robots! ¿Robots? ¡Sí, soldaditos robots, incluso!, pero bueno, tanto esos como los de carne y hueso si te han de despanzurriar con un tiro o con una bomba, tranquilos, que ninguna de las dos especies tienen escrúpulos de ningún tipo, mucho menos eso que llamamos «humanidad» como rescoldo del humanismo que un tal señor Cristo, con su 13 a cuestas trató de transmitirnos.

 

 

El Poder de la Voluntad como Sanación

Hay algo que no nos enseñan así como de «corriente obligado» en el paradigma social que llevamos arrastrando.

Pero vamos Despertando, sí, vamos Despertando… mucho y much@s más de lo que creemos.

El Oficio de Vivir, porque VIVIR no deja de ser un OFICIO, sea donde y como sea que nos haya tocado, requiere de toda nuestra ATENCIÓN y SABIDURÍA.

La Atención es un Osito de Peluche que requiere de todos nuestros mimos para no dejarlo ahí tirado y lleno de telarañas. Es decir, siempre tenemos que ESTAR ATENTOS. Estar Atentos no significa estar tensos ni pendientes ni obligados como  el duro «ejercicio» de «cumplir con unos deberes (mucho menos impuestos)». La Atención debe mirar como con un telescopio aquello que se mueve en nuestro interior y que, quizás con toda seguridad, ha sido propiciado por algo que ha sucedido «fuera». La Atención como ese Explorador incansable debe dirigir su Mirada hacia aquello que ha movido y ha hecho actuar a lo que nos viene de fuera. Es e caso de la piedra que se lanza al agua y provoca las ondas o las consecuentes olas. Mirar con Atención lo que nos sucede interiormente cuando un hecho externo se produce.

Cuanto tenemos más o menos «domesticada» la Atención, seremos capaces de provocar como sinergia positiva inconsciente o «mecánica» el gran Poder de la VOLUNTAD.

¿Voluntad? Sí. Nosotros somos nuestros Maestros, nuestros mejores Guías, nuestro Padre, nuestra Madre, nuestro Hermano y Hermana, y cómo no: ¡Nuestros mejores Amigos!

Nos han hecho confundir hasta la saciedad pringosa eso de «ser nuestros mejores amigos» nosotros mismos, con el ineludible EGO. Sí, ese escalón pesado en el que nos subimos para observar desde ahí arriba lo que sucede más abajo y fuera de nosotros, nuestro entorno. Nos hemos fortificado para que nadie invada nuestro «YO» terrible, convirtiéndolo en un EGO inservible que solo sabe dar empujones, patadas, y largar fuera aquello que no nos interesa para que no dañe nuestro «yo personal», tan débil como un gusanillo que si lo aprietas lo más mínimo te quedas con la piel enganchada en los dedos.

Sí, tenemos que ser Conscientes para ser los Capitanes de nuestro Barco, observándonos Atentos, sin obsesiones, todo aquello que acontece en nuestro interior y que luego, como linterna que encendemos, se proyecta en el exterior.

¡Cómo no! NO OLVIDEMOS JAMÁS que cualquier tipo de SUSTANCIA AJENA A NUESTRO CUERPO que altera y que nos altera como son las sustancias de todo tipo llamadas «drogas», menores o mayores, son los BLOQUEANTES de que seamos los patrones de nuestro Barco. Esto no sólo niega y obstaculiza, sino que bloquea definitivamente nuestro PASEO EXISTENCIAL. Aquí también coloco, cómo no, cualquier sustancia proveniente de laboratorio y que pretende «equilibrar» químicamente cualquier estado físico y mental que nos hace daño, que nos duele porque nuestro cuerpo es la «campanilla» que nos hace volcarnos o revolcarnos cuando no sabemos conducir-nos ni conducir nuestro Barco Existencial: nuestro CUERPO FÍSICO.

Cuando hemos aprendido a ser Observadores, Investigadores y enlazadores de todo lo que nos acontece por fuera y por dentro, somos, seremos capaces de enlazar ese OCHO permanente que circula como una fuente incesante, como ese INFINITO que, aunque quizás a veces, pueda o podamos ver detenerse en algún momento, luego se vuelve a poner en marcha como ese MOTOR DE ENERGÍA INFINITA. Es el Circuito que no nos deja de la mano, porque a Observarnos y Ver por qué nos sucede ago, observar por qué actuamos de determinada forma o manera: PERMITE QUE RECTIFIQUEMOS.

ESTO, ASÍ, DE ENTRADA, ES EL GRAN EJERCICIO SANADOR DE LA VOLUNTAD, que luego se volcará inevitblemente en TODO NUESTRO ENTORNO… Y os puedo garantizar que ese entorno no se limita a ti y a un par de metros, sino que, incluso, como el Aleteo de la Mariposa llega hasta el otro confín de nuestro Planeta e incluso más allá: al Cosmos Infinito, porque como Obreros de la Existencia estamos Tabajando para el Gran Plan Cósmico que da la Vida…

Un abrazo