Archivo diario: 26 de marzo de 2015

El duro hecho de MATAR

Cuando matamos a un ser Vivo conscientemente, en estados alterados o no, resulta que lo estamos condenando ETERNAMENTE. Lo paradójico es que al hacerlo, nos CONDENAMOS NOSOTROS TAMBIÉN.

¿Por qué no DEBEMOS MATAR? No debemos matar porque no somos jueces sino sólo de NOSOTROS MISM@S. Tan siquiera nuestro Creador procede a juzgarnos: ÉL nos ama, nos ama tanto que lo que desea es que cada una de sus Criaturas Alcance la Luz de lo Inextinguible, que le Reconozca, y en ese Reconocimiento está la luz de la Eternidad. No podemos llegar, de ninguna manera, a la Luz a través de ninguna sombra. La Muerte que es ejecutada, invariablemente vuelve a quien la ejecuta.

Es o será el eterno fluir de lo NEGATIVO. De nosotros depende.

Cuando dictamos penas de muerte y las EJECUTAMOS, nos estamos ejecutando a nosotros mism@s. La muerte impuesta jamás generará la Vida ni la Liberación: conduce a túneles oscuros de horror y de intentos de escapar de él: quizás a través de nuevas vidas. Es la rueda de la mutación donde el ser que vuelve a nacer lo hará totalmente carente del Amor que le fue desposeído. Nacerá carente de la habilidad de sentir lo que no se le dio. Esto creará el eterno fluir del circuito vicioso: la negatividad sólo genera negatividad. La muerte sólo genera muerte. La destrucción sólo genera destrucción.

  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a fabricar armamentos destructivos de toda especie?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden llevar muerte a través de guerra y de armamentos destructivos de toda especie?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a ejecutar penas de muerte entre los condenados a rejas?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a condenar a sus ciudadanos al hambre, a la carestía, a la desposesión de lo elemental?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a condenar a sus ciudadanos en las más sutiles y casi infinitas formas de esclavitud revestida de “trabajo” o de “bienestar”?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a condenar al resto de países al hambre, a la desesperación a la falta más horrorosa y humillante del Agua, de los Alimentos, de las Vestiduras y de los Cobijos?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a crear en sus laboratorios auténticas aberraciones y a utilizar todo tipo de criaturas para experimentar?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a separar, a discriminar y a crear diferencias que sólo podrán re-crearse a sí mismas, porque es eso lo que destilan?

Definitivamente: NO A LA MUERTE BAJO NINGUNA BANDERA NI LEY, NO A LAS EJECUCIONES, NO A LAS CONDENAS, NO A LAS DISCRIMINACIONES, NO A LAS ESCLAVITUDES, NO A LAS MISERIAS de cualquier tipo.

Me gustaría que tuvieseis claro, como es lo que brota de mi Corazón: que la Muerte es condenatoria, no sólo de quien es ejecutado, sino que condena a quien la ejecuta.

Mirar más allá de todos los cristales profundos de las Almas. Llevar, conducir, abrir a la Luz, abrazar si es preciso… estos son los pasos que van a Abrir las Puertas de la Luz, y a cerrar definitivamente los pozos oscuros y kármicos de todo tipo de maldad o muerte. Conducir un Herman@ a Otr@ desde la oscuridad hacia la Luz es lo que nos Elevará, indefectiblemente, y sin vuelta atrás.

Cuando condenamos a través de los castigos, estamos haciendo eso: condenar. Jamás un castigo rectificó lo que está torcido o lo que no ha de tener lugar. Jamás la represión dio lugar a la Belleza de la Creación ni a la creatividad que existe dentro de cada uno de Nosotros, de absolutamente TOD@S.

Podéis poner las rejas que queráis a puertas y ventanas: eso no impedirá la entrada de los ladrones, pudiendo ser así mismo causa de muerte de quienes están dentro de ellas por no poder escapar de su propia trampa.

Podéis poner las cámaras de vigilancia que queráis que eso tampoco va a detener ni a criminales ni a ladrones: éstos buscarán los desvíos para esquivarlas.

Podéis poner los policías y guardianes que queráis que esto tampoco va a evitar que existan crímenes, hurtos o violencias de cualquier tipo.

Podéis poner los chips que os plazcan que eso no va a evitar que puedan ser arrancados o deteriorados.

En fin… podéis poner los medios anti- lo que sea, porque es eso: anti-. Anti-xx lo que sea no corrige. Anti-xx no ayuda al ser que está inmerso en esa eterna espiral de causa-efecto y revulsión externa.

Esto es síntoma, sino de falta de “inteligencia”, sí de Inteligencia Emocional. Falta de Inteligencia Creativa. Falta de Inteligencia Cósmica. Falta, en definitiva, de algo muy esencial y que precisamos ya a raudales: SABIDURÍA.

** *** **

Este artículo fue escrito muchos días antes del accidente del avión estrellado en los Alpes. Siento que haya ido paralelo.

Jamás la maldad dio Belleza

El odio genera más odio. El rencor genera más rencor. La dependencia genera impotencia, subyugación, desigualdad, deshumanización, falta de dignidad; su motor reactivo será ese mismo: la deshumanización el odio y el rencor.

Una guerra jamás paró a otra guerra. El vencedor venció al vencido por medio del poder aniquilador. Nunca jamás un movimiento de guerras generó la Paz.

Jamás un campo de minas dio fruto ni alimento sino que sembró la muerte y el terror. Jamás un fusil o cualquier otro arma dio algo que fuese generoso y amable, sino que sembró la muerte, el horror, el dolor, el sinsentido. Jamás un tanque labró las tierras para ser cultivadas para alimento de muchos.

Jamás una bomba nuclear ni de cualquier otro aspecto material dio a conocer a la Humanidad un gran descubrimiento y algo para almacenar perenne, salvo el terror, el dolor, el sinsentido, la sinrazón, lo inexplicable e inalcanzable del mal que puede albergar un cerebro “humano”.

Jamás un bofetón generó una sonrisa en quien lo recibió.

Jamás un NO te voy a dar, generó vibración alguna de agradecimiento, sino de impotencia por parte del que NO TIENE.

Jamás ningún Dios exigió ningún sacrificio de sangre. Eso es totalmente erróneo… pero han pensado, han creado y creído que los dioses exigían sangre. Creo que los dioses, espantados de tanto horror al final concedían lo que esas burdas criaturas exigían a través de la sangre ajena. Parar el delirio de las muertes concediendo para que parasen en sus horrores. Es que los dioses jamás entendieron el por qué esas “criaturas” no pedían de otra forma, con más gracia y armonía, porque esas otras “formas” iban a generar esos mismos frutos pero más duraderos al llevar la vibración armónica de la petición.

El delirio de la sangre. El delirio de la muerte, por lo general, siempre del “otr@”. La rueda de la destrucción jamás fue constructiva. Quizás frenó un instante, pero luego aplastó sin piedad a quienes la pusieron en movimiento.

El delirio de la sinrazón… pero… ¿no habíamos pasado ya de la etapa de la pura y dura “razón”? Es que ni siquiera eso de la “razón” sirvió ni sirve ya para proyectar nada nuevo y eterno en el “tiempo”. Jamás la razón será atemporal, porque la razón siempre la generan quienes se fundamentan en conceptos de tiempos temporales, muy temporales y geolocales.

Jamás una espada sirvió para pelar una manzana o un melocotón. Jamás un hacha sirvió para cortar el pan. Jamás una flecha sirvió para atrapar un átomo o un fotón de luz. Jamás la pólvora sirvió para condimentar un guiso o para alimentar a los hambrientos. Jamás ningún título sirvió para abrir la puerta de cielo alguno.

Jamás ninguna aclamación ni ritual ni sacrificio único o colectivo sirvió ni al mismo diablo para que éste les diese el “hijo” anticristo que fuese a dominar todos los Elementales y a Dios Creador mismo.

Jamás el sacrificio de una vaca dio como beneficio el obtener leche de sus ubres muertas. Jamás un ciego pudo ver por mucho ojo de cristal que pusiesen en sus cuencas los científicos.

Jamás de la tierra muerta y seca salió ningún fruto o alimento. Jamás de ningún agua muerta surgió la vida.

Jamás brotó de un grano de arena una playa entera: así de absurda es esta humanidad, así de caóticos y de borrachera plena son los tiempos que corren, alineados en la desgracia y en la miseria. Sin querer dar-NOS cuenta de que las playas se Crean con millones y millones de granos de arena: así de sencilla es la Sentencia de todo esto, para que quien Quiera Entender ENTIENDA.