Archivo diario: 26 de marzo de 2015

Oración del Abrazo

Yo te Abrazo, Rencor.
Yo te Abrazo, Ira.

Yo te Abrazo, Rabia.
Yo te Abrazo, Odio.

Yo te Abrazo Impotencia.
Yo te Abrazo, Incomprensión.

Yo te Abrazo, Sufrimiento.
Yo te Abrazo, Dolor.

Yo te Abrazo, Desamor.
Yo te Abrazo, Desesperanza.

Yo te Abrazo, Desilusión.
Yo te Abrazo, Indiferencia.

Yo te Abrazo, Enfermedad.
Yo te Abrazo, Desconfianza.

Yo te Abrazo, Apatía.
Yo te Abrazo, Egoísmo.

Yo te Abrazo, Vacío.

Y así os podría seguir Abrazando,
porque sois tan débiles
que si tiro de vosotros,
seguramente podréis quebraros
en cualquier momento

Yo te Abrazo, Maldad.

¿Qué fue lo que hizo que quebrantaseis
la Ley del Amor Divino?
Seguramente fue eso:
la falta de Amor mismo.
La carencia de Amor Divino.

Yo os Abrazo, porque sé
que cuando recibáis mi Abrazo
os quedaréis ahí como Niños dolidos:

¿Qué fue lo que pasó?

 


(c) Aquarius, titular de este Blog

Necesitamos Sabiduría a raudales. Necesitamos escalar en nuestro Sentido Común

Ya pasó el “tiempo” de las luces de la “Razón”, que poca luz dio salvo la imposición de la demoledora razón que se guía y se fija tan sólo en los cánones ya establecidos y conocidos por todos. Por tanto lo que se escapa a los cánones y patrones no es razonable que entre en ningún lugar. Sólo la razón da lugar a las leyes, y éstas no tocan, escapan, e intentan disolver algo tan importante como es la Humanidad. Algo tan importante como son las Almas de esta Humanidad. Algo tan importante como es eso que somos en el fondo: éter, puro éter energético, pura Luz Cósmica dimensionada en esta dimensión. Esta Dimensión que es la que consideramos la auténtica en base a esa razón lógica que es la que nos ha conducido a pensar o a creer pensar-saber que si nos pellizcamos: existimos; que si nos damos un golpe y nos duele, entonces: existimos; que si algo nos duele: existimos; que si tenemos hambre: existimos; que si podemos matar al otr@ o lo otro, entonces: existimos; y, que, hasta incluso, cuando estamos ya convertidos en cadáveres: existimos como prueba de eso mismo: materia extinguible o reciclable que ha existido.

Sí, la razón, el poder de la razón siempre fue contundente, por lo menos sirve para eliminar creencias que no son palpables. La razón fue y sigue siendo el eje de este bajo mundo para muchas, muchísimas cosas, circunstancias, circunstancias palpables, hechos demostrables, y… lo demás, como está demostrado por la razón misma: si no es demostrable: no existe.

** *** **

Es tiempo de dar un puntapié a eso de la razón. Ya que la razón es tan dura y pura y diversa como lo intenten ser los agentes que intentan demostrarla, y no sólo eso, sino: Imponerla.

Razones hay tantas y tan variopintas como tantos y variopintos somos nosotros, cada uno con nuestra “razón” a cuestas… razón, que, por otra parte, exige de la “justificación”. Si logramos justificar algo, lo demostramos, entonces la razón será nuestra aliada y ahí ya nada podrá ser rebatido en contra, puesto que está demostrado y justificado.

Es tiempo de dar cuatro collejas bien dadas a esos que se basan en la más pura de las razones… porque… porque en esta Existencia: NADA, ABSOLUTAMENTE NADA ES RAZONABLE. Es más: ¿vamos a admitir que tenemos bases suficientemente lógicas, demostrables y justificables de que la Existencia misma no está basada en lo IRRAZONABLE, en lo NO JUSTIFICABLE, en lo NO PALPABLE, en lo NO DIMENSIONABLE, en lo NO MEDIBLE NI CUANTIFICABLE, en aquello que se nos ESCAPA?, porque, sí, señores, la EXISTENCIA en sí es incuestionable e inmedible. La Existencia escapa a todo sentido de la razón. La Existencia que nosotros consideramos como “real” se aposenta sobre lo no medible, sobre lo no-real, sobre lo no-palpable, sobre lo que desconocemos en su totalidad. De hecho, conocemos tan poco y en nuestra dimensión que cualquier teorema escapará en el momento en que se conozcan que son otras “leyes” y otras “circunstancias” las que gobiernan y moldean otro tipo de “realidades”.

Así es como hemos llamado utopías a algo que “consideramos” irrealizable, por no ser razonable, por no basarse en convicciones “coherentes” que hemos hilado aquí en esta dimensión como base-modelo de una sociedad que pretende alzarse a sí mismo como un mundo. Un mundo, por cierto, tanto o más quimérico que cualquier utopía. Un mundo tan quimérico que por pretender ser el colofón de la razón misma está explosionando otro tipo de factores-energía que, por razonable, ha tenido que dejar totalmente de lado.

De hecho son materias duras en las universidades, en las escuelas y en el modelo social eso que llamamos historia, geografía, matemáticas (demostrables), geometría (demostrable), ciencias (demostrables): física, química, medicina y naturaleza. Se deja, en cambio, de lado esa otra fase a la que llaman religión, pero no por ser eso: religión, porque al tratarse de algo que corresponde a la idiosincrasia de cada uno, pues no es palpable. Esto corresponde a algo que no podemos medir: llamémosle alma, espíritu, creencia, fe, dios, etcéteras.

Esta es la alerta: NINGÚN CONOCIMIENTO PUEDE IR AISLADO DEL RESTO.

Y la base no es que sea eso que ahora llamamos, tristemente, religiones, que además ya procuraron que fuesen en muchos casos fuentes de violencia, imposiciones y muerte. La base es precisamente eso que no alcanzamos a palpar ni por el forro. La base de la que debemos partir es desde la NO-VISIBLE ni demostrable, salvo que SÍ tenemos demostración más que suficiente: LA INTELIGENCIA, LA PERFECTA COORDINACIÓN DE TODA LA CREACIÓN Y LA PERFECTA CREACIÓN DE TODAS LAS CRIATURAS. ¿No es suficiente prueba ésta para que ya, definitivamente, empecemos a pensar desde ese otro ángulo distinto y que nos da miedo? ¿No es suficiente “saber” que estamos en un Planeta donde nada escapa a la Inteligencia Cósmica o Suprema Ley? Esa Ley de la que hablaban los antiguos profetas. Esa Ley que intentaron denominar mediocremente los primeros legisladores que intentaron fundamentar los cimientos de las primeras grandes sociedades. Esa Ley que luego han ido tergiversando, malogrando, equivocando, mal interpretando… claro: nos dejaron solos a nuestro “libre albedrío” y ¿en qué hemos terminado? Bueno esperemos que no sea esa la sentencia: “hemos terminado”.

La Sabiduría no es algo que les corresponda sólo a algunos o a unos pocos. En absoluto. Todos somos Seres Sabios. La Sabiduría se fundamenta en algo muy simple como es la Observación o Contemplación de todo lo que nos rodea. Cuando intuimos el qué y el porqué de las cosas, navegamos en esas pequeñas o grandes barcas del Conocimiento. Es entonces tan sencillo seguir el curso que podemos sentirnos maravillados de nuestros pequeños o grandes descubrimientos. Esta maravilla deriva en que hemos sido nosotros mismos los que hemos llegado al Conocimiento a través de la Observación.

La Sabiduría no tiene límites y a medida que avanza se vuelve cada vez más y más prudente, deja de dar a los demás collejas innecesarias, o más sutilmente: toques de atención. Por supuesto que no recurre a esos aborrecibles ataques de “Tú no sé qué…”, “Pues usted no sé qué cuántos…”, etc. etc., esto, desde luego no es sabiduría, y cualquier criatura, mínimamente inteligente es capaz de apreciar por sí misma todo lo que esos “exponentes” pretenden dar a explicarnos. Esto es la farfullería politiquera del manejo de la razón, convertida en sartenazos “del tú y del yo”. La Sabiduría, como digo, es sumamente prudente, y cada vez más y más, y hace uso de algo muy simple: EL RESPETO. El respeto al tratar de saber o de dar a conocer las cosas. El respeto.

La Sabiduría va acompañada de grandes dosis de Sentido Común, que no de razón en sí misma, porque como ya he dicho, eso de la razón es algo subjetivo y bastante rancio y tieso. Va acompañada de prudencia y respeto.

Pero, además hay algo que brilla cuando hablo de todo este universo que es la sabiduría para mí: la Sabiduría destila humildad, sencillez, destila respeto a grandes dosis. Enseña sin imponer, invita a que Conozcamos. La Sabiduría nos invita a recorrer los Caminos del Conocimiento.

** *** **

Desgraciadamente en eso que llamamos grandes “medios” que son los encargados de modelar, destruir, encauzar y encarcelar nuestras mentes para que nuestras Almas no brillen jamás en modo alguno, resulta que esos medios adolecen de eso que entiendo yo que es sentido común y que luego brilla por sí mismo como sabiduría; ya que esos medios van como esos jinetes en carreras locas donde se ponen trabas, se acusan, todos desean brillar por el mero hecho de brillar, todos desean ser los “más” jamás los menos, todos desean estar por encima y no por debajo; incluso hay algunos que rozan hasta la más mediocre e intolerante de las chulerías… simplemente porque están ahí: dando calzonazos a diestro y siniestro, no sólo ya ganándose su “pan”, sino que encima se creen que son los dioses-dictadores de su razón y que por ello eso les permite cierto grado o bastante grado de chulería cuando imponen su gran Criterio. ¡Ahgj!

Y lo cierto y lo más penoso es que encima existe mucha gente que se identifica con ellos. Y lo cierto es que mucha gente se identifica como siguiendo a líderes porque esos líderes son los que hablan a voz en grito con grandes dosis de “razón”. Pues sí.

** *** **

Me gustaría, deseo en este post llamaros a todos a vuestro propio Sentido Común. Dejemos ya de lado eso de los grados de “inteligencia”, porque, y de verdad, cada vez lo veo más discriminativo y discriminatorio. Dejemos eso del tonto y del mediocre. Dejemos eso del listo y del inteligente, porque esto jamás llevará a ningún lado sino al de la sinrazón del esperpento mismo.

La Madre Sabiduría nos habla de que Absolutamente Todos los Seres Humanos (excluyo aquí a los Animales, por hablar sólo de nuestra especie y porque esto precisaría volúmenes enteros aparte) poseemos la Gran Sabiduría. Absolutamente Todos. No hay nadie tonto, no hay nadie mediocre, no hay nadie torpe ni pazguato. En la medida en que Cada Ser es Único: Única es su Sabiduría. ¡Cuánta riqueza existe dentro de cada uno de nosotros! ¡Cuánta, eso si no la hemos congelado o la hemos arrinconado, o simplemente fusilado, CLARO!!!

El duro hecho de MATAR

Cuando matamos a un ser Vivo conscientemente, en estados alterados o no, resulta que lo estamos condenando ETERNAMENTE. Lo paradójico es que al hacerlo, nos CONDENAMOS NOSOTROS TAMBIÉN.

¿Por qué no DEBEMOS MATAR? No debemos matar porque no somos jueces sino sólo de NOSOTROS MISM@S. Tan siquiera nuestro Creador procede a juzgarnos: ÉL nos ama, nos ama tanto que lo que desea es que cada una de sus Criaturas Alcance la Luz de lo Inextinguible, que le Reconozca, y en ese Reconocimiento está la luz de la Eternidad. No podemos llegar, de ninguna manera, a la Luz a través de ninguna sombra. La Muerte que es ejecutada, invariablemente vuelve a quien la ejecuta.

Es o será el eterno fluir de lo NEGATIVO. De nosotros depende.

Cuando dictamos penas de muerte y las EJECUTAMOS, nos estamos ejecutando a nosotros mism@s. La muerte impuesta jamás generará la Vida ni la Liberación: conduce a túneles oscuros de horror y de intentos de escapar de él: quizás a través de nuevas vidas. Es la rueda de la mutación donde el ser que vuelve a nacer lo hará totalmente carente del Amor que le fue desposeído. Nacerá carente de la habilidad de sentir lo que no se le dio. Esto creará el eterno fluir del circuito vicioso: la negatividad sólo genera negatividad. La muerte sólo genera muerte. La destrucción sólo genera destrucción.

  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a fabricar armamentos destructivos de toda especie?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden llevar muerte a través de guerra y de armamentos destructivos de toda especie?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a ejecutar penas de muerte entre los condenados a rejas?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a condenar a sus ciudadanos al hambre, a la carestía, a la desposesión de lo elemental?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a condenar a sus ciudadanos en las más sutiles y casi infinitas formas de esclavitud revestida de “trabajo” o de “bienestar”?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a condenar al resto de países al hambre, a la desesperación a la falta más horrorosa y humillante del Agua, de los Alimentos, de las Vestiduras y de los Cobijos?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a crear en sus laboratorios auténticas aberraciones y a utilizar todo tipo de criaturas para experimentar?
  • ¿Cómo países “civilizados” proceden a separar, a discriminar y a crear diferencias que sólo podrán re-crearse a sí mismas, porque es eso lo que destilan?

Definitivamente: NO A LA MUERTE BAJO NINGUNA BANDERA NI LEY, NO A LAS EJECUCIONES, NO A LAS CONDENAS, NO A LAS DISCRIMINACIONES, NO A LAS ESCLAVITUDES, NO A LAS MISERIAS de cualquier tipo.

Me gustaría que tuvieseis claro, como es lo que brota de mi Corazón: que la Muerte es condenatoria, no sólo de quien es ejecutado, sino que condena a quien la ejecuta.

Mirar más allá de todos los cristales profundos de las Almas. Llevar, conducir, abrir a la Luz, abrazar si es preciso… estos son los pasos que van a Abrir las Puertas de la Luz, y a cerrar definitivamente los pozos oscuros y kármicos de todo tipo de maldad o muerte. Conducir un Herman@ a Otr@ desde la oscuridad hacia la Luz es lo que nos Elevará, indefectiblemente, y sin vuelta atrás.

Cuando condenamos a través de los castigos, estamos haciendo eso: condenar. Jamás un castigo rectificó lo que está torcido o lo que no ha de tener lugar. Jamás la represión dio lugar a la Belleza de la Creación ni a la creatividad que existe dentro de cada uno de Nosotros, de absolutamente TOD@S.

Podéis poner las rejas que queráis a puertas y ventanas: eso no impedirá la entrada de los ladrones, pudiendo ser así mismo causa de muerte de quienes están dentro de ellas por no poder escapar de su propia trampa.

Podéis poner las cámaras de vigilancia que queráis que eso tampoco va a detener ni a criminales ni a ladrones: éstos buscarán los desvíos para esquivarlas.

Podéis poner los policías y guardianes que queráis que esto tampoco va a evitar que existan crímenes, hurtos o violencias de cualquier tipo.

Podéis poner los chips que os plazcan que eso no va a evitar que puedan ser arrancados o deteriorados.

En fin… podéis poner los medios anti- lo que sea, porque es eso: anti-. Anti-xx lo que sea no corrige. Anti-xx no ayuda al ser que está inmerso en esa eterna espiral de causa-efecto y revulsión externa.

Esto es síntoma, sino de falta de “inteligencia”, sí de Inteligencia Emocional. Falta de Inteligencia Creativa. Falta de Inteligencia Cósmica. Falta, en definitiva, de algo muy esencial y que precisamos ya a raudales: SABIDURÍA.

** *** **

Este artículo fue escrito muchos días antes del accidente del avión estrellado en los Alpes. Siento que haya ido paralelo.

Jamás la maldad dio Belleza

El odio genera más odio. El rencor genera más rencor. La dependencia genera impotencia, subyugación, desigualdad, deshumanización, falta de dignidad; su motor reactivo será ese mismo: la deshumanización el odio y el rencor.

Una guerra jamás paró a otra guerra. El vencedor venció al vencido por medio del poder aniquilador. Nunca jamás un movimiento de guerras generó la Paz.

Jamás un campo de minas dio fruto ni alimento sino que sembró la muerte y el terror. Jamás un fusil o cualquier otro arma dio algo que fuese generoso y amable, sino que sembró la muerte, el horror, el dolor, el sinsentido. Jamás un tanque labró las tierras para ser cultivadas para alimento de muchos.

Jamás una bomba nuclear ni de cualquier otro aspecto material dio a conocer a la Humanidad un gran descubrimiento y algo para almacenar perenne, salvo el terror, el dolor, el sinsentido, la sinrazón, lo inexplicable e inalcanzable del mal que puede albergar un cerebro “humano”.

Jamás un bofetón generó una sonrisa en quien lo recibió.

Jamás un NO te voy a dar, generó vibración alguna de agradecimiento, sino de impotencia por parte del que NO TIENE.

Jamás ningún Dios exigió ningún sacrificio de sangre. Eso es totalmente erróneo… pero han pensado, han creado y creído que los dioses exigían sangre. Creo que los dioses, espantados de tanto horror al final concedían lo que esas burdas criaturas exigían a través de la sangre ajena. Parar el delirio de las muertes concediendo para que parasen en sus horrores. Es que los dioses jamás entendieron el por qué esas “criaturas” no pedían de otra forma, con más gracia y armonía, porque esas otras “formas” iban a generar esos mismos frutos pero más duraderos al llevar la vibración armónica de la petición.

El delirio de la sangre. El delirio de la muerte, por lo general, siempre del “otr@”. La rueda de la destrucción jamás fue constructiva. Quizás frenó un instante, pero luego aplastó sin piedad a quienes la pusieron en movimiento.

El delirio de la sinrazón… pero… ¿no habíamos pasado ya de la etapa de la pura y dura “razón”? Es que ni siquiera eso de la “razón” sirvió ni sirve ya para proyectar nada nuevo y eterno en el “tiempo”. Jamás la razón será atemporal, porque la razón siempre la generan quienes se fundamentan en conceptos de tiempos temporales, muy temporales y geolocales.

Jamás una espada sirvió para pelar una manzana o un melocotón. Jamás un hacha sirvió para cortar el pan. Jamás una flecha sirvió para atrapar un átomo o un fotón de luz. Jamás la pólvora sirvió para condimentar un guiso o para alimentar a los hambrientos. Jamás ningún título sirvió para abrir la puerta de cielo alguno.

Jamás ninguna aclamación ni ritual ni sacrificio único o colectivo sirvió ni al mismo diablo para que éste les diese el “hijo” anticristo que fuese a dominar todos los Elementales y a Dios Creador mismo.

Jamás el sacrificio de una vaca dio como beneficio el obtener leche de sus ubres muertas. Jamás un ciego pudo ver por mucho ojo de cristal que pusiesen en sus cuencas los científicos.

Jamás de la tierra muerta y seca salió ningún fruto o alimento. Jamás de ningún agua muerta surgió la vida.

Jamás brotó de un grano de arena una playa entera: así de absurda es esta humanidad, así de caóticos y de borrachera plena son los tiempos que corren, alineados en la desgracia y en la miseria. Sin querer dar-NOS cuenta de que las playas se Crean con millones y millones de granos de arena: así de sencilla es la Sentencia de todo esto, para que quien Quiera Entender ENTIENDA.