Archivo diario: 11 de enero de 2013

A medida que Creces y Despiertas…

A medida que vas saliendo de tu propia espiral, algo se va manifestando:

Se va eliminando la confusión, va entrando en tu interior más claridad, se van dejando atrás rastros residuales de la egolatría,… y, en cambio, se van manifestando en tu interior e irradiando a tu exterior otra actitud: las acritudes se contemplan desde otro ángulo, se respetan más la negaciones ajenas, no se interfiere para cruzar egos, en resumen, lo importante es el Camino que se va trazando desde tu Interior y se manifiesta en tu Entorno, en tu creación externa.

La confusión deja de existir… existen, pueden existir situaciones conflictivas que van de la mano de las complejidades que te puede plantear la vida social, pero vas alcanzando una mayor serenidad, quizás ya no existe la angustia de la pervivencia.

La confusión deja de existir y deja entrar a un océano de claridad y se ven las vidas ajenas (actuales y pasadas) desde otro ángulo, ya no existe la confusión a la hora de conocer a los demás, sean quienes sean y sean como sean. El ego y su acritud deja su sendero y se abren nuevas perspectivas.

Todo se manifiesta en Sanación. Cuando algo no se puede hoy, se deja para mañana, o para unas horas terrestres más adelante, se pide claridad, y la claridad viene a ti como un boomerang… No importa, no importa que ni tan siquiera tengas para comer mañana, estás creando tu futuro inmediato.

No existe ya la confusión, todo se va trazando de una forma clara, se ve todo como un movimiento en conjunto y hacia donde tiene que dirigirse, y se está en este océano consciente de que tu propia vida se manifiesta con su valor propio, no importa los depredadores que existan en tu entorno ni la indiferencia, ya que, para ello se ha abierto el Portal hacia la nueva Conciencia de una Humanidad Consciente.

Os invito pues a que entréis en el Camino, en el Sendero, no importa que me hayas cerrado o no las puertas de tu lógica percepción o tu negación de una realidad, no importa. Ho’oponopono, te pido perdón y te doy las gracias por haber-me negado porque esa negación significa que ha revuelto algo en tu interor. Ho’oponopono para todos los actos de no asistencia, para todas las no-respuestas. Ho’oponopono para las negaciones de las necesidades de los demás…., porque sé que mañana tú abrirás tu mano y expandirás tu Corazón, verás que hay muchos más senderos, pero lo más importante: el sendero no te lo han puesto, lo has de andar tú, y para conseguir muchos senderos juntos tendremos que recorrerlos juntos hasta encontrarnos.

No, no existe la confusión en los albores de la nueva Humanidad…. muchos están abriendo ya sus ventanas, otros han abandonado sus viejas casas paradigmáticas para alojarse en el Templo de la Vida que la Creación les ha entregado. Otros, sencillamente se han lanzado al Camino… y es que nada se ha concluido, nada se ha predicho, simplemente estamos en el Camino, y este camino, quiera o no escucharlo tu Corazón es, sencillamente Otro.

No, ya dejan de existir los laberintos a medida que vas andando, es pues que deja de existir la confusión.

 

 

El Amor cósmico desinteresado cura, el “otro” te ata y te hunde en preguntas y desazones sin respuesta.

Que la Energía Creadora os inunde con sincera honestidad y la clara luz de cada día que nos brinda nuestro hermano Sol.