Archivo diario: 13 de noviembre de 2012

The Mystics Dream, Loreena McKennitt

 

Luna menguante que abraza la estrella de cinco puntas. (Símbolo de la bandera o identificación de Turquía, existen muchos rastros de humanidades perdidas en Turquía, ahí está también la cuna de nuestros ancestros.)

Luna menguante que deja ir a sus hijos: los hombres.

El símbolo de la humanidad es una estrella de cinco puntas: un vértice hacia arriba, dos abajo, y dos a los laterales (el hombre de proporciones perfectas de Leonardo Davinci). Tristemente, algunos invirtieron dicho símbolo, convirtiéndolo, hasta incluso en su forma original, en la forma y representación del diablo.

Hay en el vídeo dos llamadas: el lobo y el caballo. Las reminiscencias celtas están más que latentes.

Quien ama al Cosmos y a su Creador/a ama a los lobos y a los caballos como símbolos de Libertad Humana, ellos también representan nuestras raíces ancestrales que pernamecen latentes en nuestro más profundo inconsciente.

Siempre sentí un amor profundo hacia los lobos, quizás tenga parte de ellos. Un abrazo

¿El supra-humano o el homo-consciens?

Todo está concluido, todo está ya en la Cesta Alquímica de la Vida.

Todavía existen términos dualistas o que han entrado en la confusión debido a su dualidad.

En el vídeo Michel Onfray habla sobre la “voluntad del poder”. La voluntad del “poder”, término que ha sido totalmente confundido y ha llevado a error a muchos de los vivientes. Han confundido el poder de la “realización personal” con la voluntad del poder…, han confundido el poder de realización con la facultad de poder unirnos en una única latencia donde el  yo se diluye para pertenecer al Todo.  Nietzsche hablaba de amar tu propio destino, sin menosprecio de lo que la Naturaleza te ha entregado como tú mismo y sólo a ti mismo para tu propia consciencia e identificación con lo que te envuelve y con lo que te da la latencia de vida.

¿Qué es amar tu destino? En principio existe la clara Intención de Amar tu Vida como lo que se te ha entregado, y a través de ti, de tus ojos, de tus sentidos, de tu razón, de tu mente, de tu pensamiento y tus sensaciones físicas es Amar al Creador/a que te ha entregado la oportunidad de “individualizarte” para, siendo a la misma vez parte de Él/Ella, gozar de la Consciencia de los sentidos materializados. Sólo teniendo ojos, manos, o un cuerpo físico-biológico (con plenitud de todos o parte de tus sentidos físicos) puedes acceder a la Consciencia de que perteneces a un Cuerpo mayor o Cosmos. Que todo está en ti a la vez que tú estás en el Todo. Para mí, esa es parte de una definición que emerge de un sentir que me ha sido dado y en su momento despertado, aunque soy consciente de que no rozo ni en una mísera parte al Todo. Sólo en mi intuición están escritas demasiadas cosas maravillosas, ahora inexplicables, pero que serán realizables para todos los Vivos.

Es por tanto necesario que esas partes (no accesibles o rechazables para algunos) formen parte de nuestro Yo Soy en el Aquí y Ahora. Es por ello que todo lo que hasta ahora se ha construido como humanos no será en partes desdeñables. Serán olvidadas las formas que tiendan, de forma inequívoca, hacia la destrucción de nuestro Creador/a, ya que esto es involución y no concreción del nuevo Ser Consciente.

Este post breve pretende llevaros a Todos los caminos, los  ya trillados, los intuidos… Nada es menospreciable… quien trata de entregarnos algo, es que algo le mueve a hacerlo. Somos los investigadores y conocedores conscientes  del pulso de la conciencia humana que ahora renueva el Ciclo.

Un abrazo

Michel Onfray: La construcción del suprahumano

 

Hay un mensaje muy importante, que atañe a la nueva Humanidad, a quienes Despiertan de este sueño latente en vida tridimensional. Está entre los minutos 26 y 29. Que gocéis del vídeo-parlamento y conocimiento de siempre más.

El Conocimiento bien usado es la Puerta de la Sabiduría. Sin la Sabiduría  no habrá Salto Evolutivo y puede darse la faceta contraria: que todo se destruya para que nuestra Madre vuelva a construir de nuevo desde el olvido de una nada: para nosotros, ahora, la incógnita y el desconocimiento por haber cerrado las puertas de un pasado… que nos supera.

Un abrazo