Triste preponderancia, vacío sincrónico

Mientras muchos se creen despiertos; otros en fase de entrar en una nueva dimensión; otros totalmente al loro sabiendo que todos los gobiernos son unos estafadores…. encabezando la lista, la “lista” nunca mejor dicho de los secuaces del poder (bilderbergers, masones, ojos que todo lo ven); otros sabiendo que la confusión de todas las guerras propuestas al final nos llevarán frente al desafío IMPUESTO de una tercera “guerra” mundial”; otros con la ilusión de que todo está en el interior y que con eso basta; otros con la mirada fija de la ilusión puesta en los salvadores propuestos por la new age; otros con la mirada absorta puesta en los cielos en busca de señales…

Es así como llegamos al número UNO del ránkin del ABSURDO.

En este punto de encrucijada-encuentro me detengo y siento como unos borbotones de amargura… ya que es tan infinito el panorama como millones de almas las que pueblan este planeta. Pero no, os miento: mejor digo como “millones de ‘almas’ que parasitan y depredan en este ‘mundo’ “.

Las espirales de la repetición de más de lo mismo se van sucediendo infinitiamente: segundo a segundo, hora a hora, día a día, cuando llega final de cada año-calendario entonces ahí se emborrachan las conciencias palpitando en la incredulidad de que el “año-calendario” próximo va a ser mucho mejor.

¿Dónde está el error?

El error de tanta espiral repetitiva a nivel celular biológico, a nivel mental procede de eso y hacia eso mismo: repetir siempre lo mismo, y aun cuando muchos se crean que no están en esas ondas, lo están de igual modo.

Desde luego es más fácil seguir los pasos del ERROR, ya que éste es repetitivo hasta el infinito, porque jamás encontrará la solución. El Error se alimenta a sí mismo y jamás dejará luz para la verdad… Y es que es más fácil seguir esos pasos que no romper las secuencias-esquemas para encontrar las soluciones a todo.

Franqueada una puerta hay otra cerrada… y así, sucesivamente, debemos, Deberíamos ir abriendo, una a una, todas las puertas, hasta llegar a ver y percibir que las PUERTAS NO EXISTEN ya que todo es una inmensidad donde puedes detenerte o seguir, según sea tu voluntad.

Pero lo cierto: no hay voluntad, no hay voluntad.

Señor@s yo no puedo hacer las guerras mías; yo no puedo hacer las políticas mías; yo no puedo hacer los sistemas míos; yo no puedo hacer ninguna creencia o religión impuesta mía/o; yo no puedo obligar a nadie a sentir o pensar como yo pueda hacerlo desde mi universo propio, no, pero tampoco puedo decir que sigo estos sistemas con los que me he encontrado en este Planeta al haber nacido en él.

Distingo muy claramente lo que es el Planeta, la Vida, el Cosmos y lo que son las niñerías y fantasmadas, las ilusiones impuestas por sistemas y por impositores de sistemas. No puedo mezclar ambas cosas y si tuviese que hacerlo partiría de CERO, abriría la caja de pandora de la solución para dejar de seguir lamentablemente al ERROR.

Dicen que estamos despertando: no, sólo estamos siendo ligeramente conscientes de lo que nos envuelve, pero no, no estamos despiertos, porque si estuviésemos despiertos ya estaríamos andando hace tiempo. Y todo está paralizado, tanto que es probable que todo vuelva al punto de partida del nacimiento de un nuevo ciclo-ERROR.

Estoy apostando más por esta segunda posibilidad que es la que tiene todas las de ganar y no voy a entristecerme, sólo iré haciendo, por mi parte, lo que pueda ya que los sistemas son limitantes y autolimitantes… pero sí sé que lo intentaré hasta el último segundo de mi existencia biológica… luego no sé… no me importa pero sí sé que no me gustaría volver a caer en otro mundo como éste. Me gustaría caer en otro Planeta-Creación para variar un poco, aunque, y como mucho me conozco (o algo intuyo), tengo que estar siempre en los sitios conflictivos para echar cables o cuerdas o hilos o lo que más a mano tenga a quien quiera agarrarlos.

Sólo existe un camino para romper con todo el absurdo donde la humanidad se halla metida repetitivamente. Tenemos las pautas, tenemos las guías, tenemos las premoniciones, tenemos las intuiciones, pero si bien sólo haría falta poner en práctica algo muy sencillo, tanto como complicado pueda llegar a serlo, ya que cada vez que rememoramos nuestro entorno vacío y secuencialmente destructivo, estamos llamando lastimeramente a fomentar en nuestro presente el pasado, y es así como crece y se retroalimenta el ERROR. Sólo con nuestra mente claramente SECUENCIADA en unos pasos distintos es cómo lograremos erradicar al ERROR como sistema para la UNIDAD de toda la Humanidad.

Jamás pienses en el temor, jamás pienses en el dolor, jamás pienses en lo que acabas de perder, jamás pienses en que “mañana” no tienes nada; jamás pienses en que “mañana” vas a sufrir; jamás pienses en que “mañana” vas a estar solo o tirado en la calle: Estos son los pasos secuenciales de la raíz del ERROR.

Cada vez que una secuencia-ERROR trate de infltrarse en tu cerebro, que es machaconamente cíclico y repetivo, rompe esa secuencia volviendo a “educar” tus pensamientos y tus sentimientos en aquello que realmente ha de ser de valor, no sólo para tu vida propia sino para la de todos los demás. Sólo así podremos romper esta dura muralla; sólo así podremos avanzar. Y es que avanzar o evolucionar o bien intentar que nuestra secuencia vibracional aumente perdiendo parte en ello de nuestra materialidad, sólo podrá hacerse como una Humanidad conjunta.

Si repites y te repites una y otra vez; si piensas y vuelves a pensar una y otra vez; si respondes a lo que ellos te proponen, una y otra vez, lo único que haces es revivir la secuencia del ERROR.

Para encontrar esta semilla tan fructífera sólo tenemos que ir a nuestras raíces hace más de millones de años: ahí sabremos, si queremos saber y queremos ver dónde está esa raíz que se aferra a la tierra de la destrucción, porque el ERROR se retroalimenta, se hace repetitivo a sí mismo y procura procurarse una eternidad que no es suya, ya que nosotros, como nosotros mismos, somos ENSAYO Y REPETICIÓN para no caer en el error de la repetición. ¿Quién decide por nosotros?

De momento están decidiendo los demás y esa dura secuencia de vacío sincrónico. Si eres capaz de romper la SECUENCIA, entonces eres tú mismo: tú en el conjunto de un ensayo de VIDA que jamás se repite a sí misma, porque NO HAY UNA GOTA DE AGUA IGUAL O SEMEJANTE A OTRA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s