Sobre nuevas pistas…. Buscando “nuestro” origen

Reflexiones sobre un tema espiral y cíclico que jamás concluirá….

Jamás, una palabra con un significado de eternidad en sí misma.

¿Debe nuestro “mundo” cambiar porque este año sea el tan pro-lo-fetizado 2012?

¿Debemos creer o pensar que, realmente, nos dirigimos, como humanidad, hacia un cambio radical?

* * * * * *

Parece ser que esa es nuestra creencia o sentimiento general de una gran parte del género humano que nos encontramos en este arco de tiempo-espacio. Concretamente parece que hemos cerrado un ciclo, no sólo por lo que cuenta el calendario maya, sino también por lo que los antiguos y sabios nos predijeron sobre el tránsito en las eras cósmicas…. ¿Eras Cósmicas? ¿Está quizás ahí la clave?

Me remonto no sólo a 2, 3, 10, 30 o un millón de años atrás, quizás muchos más millones de años… Somos los alabarderos de una época, y, SÍ, sintiéndolo mucho, tengo que admitir que nuestra ignorancia sigue en su punto álgido, en la cúspide de la Hidiotez (H de historia).

Es probable que como planeta, nuestra Tierra, nuestro hogar, nuestra madre-alimenticia, simplemente proceda a realizar sus cambios propios.

No estamos amenazados de nada… sólo de nuestra estúpida inconsciencia: me remito. Si cerramos los ojos y nos trasladamos (con la imaginación) a esos millones de años atrás, y comenzamos a recorrer el tránsito evolutivo y cíclico de nuestra Tierra, nos daremos cuenta de que sólo estamos en un punto-espacio-tiempo, y que como tal ahora tocará lo que toque. Pero que nadie se alarme ni se espante. Imagináos…. La muerte físico-biológica es nuestra compañera desde que tuvimos el privilegio de respirar al salir del vientre de nuestra madre. Entonces, ¿a qué espantarse? Lo que haya de suceder, simplemente, sucederá.

Volvamos atrás, volvamos a imaginar los tránsitos evolutivos y cíclicos de nuestro Planeta, nos daremos cuenta de lo ridículo de nuestra posición actual. Sí, ridícula totalmente. Es más, mientras el Planeta Tierra sufre o vive sus propios cambios, que a la vez pueden ser repetitivos: inundaciones, sequías, terremotos, tsunamis, hundimientos parciales o totales de la costra terrestre, recepción de meteoritos con la consiguiente alteración del lugar o zona, y, sobre todo, eras glaciales, sí señor. Estas eras glaciales han sido diversas y son repetitivas: la Madre Tierra se sana a sí misma. La Madre Tierra cuida que su progenie no se extinga, y para ello tiene que proceder a su propia autorregulación.

Ahora, desde estas líneas y punto de reflexión a lo que quiero hacer clara alusión es a que desde que se conocen las primeras “civilizaciones”, desde que el humano se convirtió en autor de su propia historia, nada ha cambiado, en la práctica, ni en las relaciones ni en los estadios evolutivos como tales. Todo se repite con una machaconería que da espanto (por lo menos a mí).

Ha habido ciencias y conocimento que nos dejarían out de nuestro actual paradigma, porque en este paradigma actual se niega todo, absolutamente, se afirma con una certeza que da hasta vergüenza (por lo menos a mí) y se invita, sobre todo, a una continuidad vergonzosa y vergonzante del humano como especie.

No somos los primeros, no venimos del mono, no tenemos que añorar al australopitecus, hay demasiadas pistas, demasiadas, sobre los legados de nuestros ancestros. Hay tantas pistas hasta incluso borradas que han sido los acicates para montar una historia, totalmente ridícula, sobre la humanidad y su desarrollo evolutivo.

Se han destruido unas ciencias, se han construido otras sobre la base de la memoria olvidada, y esa es nuestra vergüenza: hacer acicate en nuestra memoria olvidada y borrada, enseñando y paradójicamente paradigmando a cada criatura, a fin de que sólo conserve una parte de “su” historia.

¿Por qué seguimos empeñados en demostrar que las cosas no dogmáticas pertenecen a otras ciencias paralelas, que no hubo más historia más allá de lo que aquí se da por conocido? Pués sí, esto me avergüenza tan sobremanera que no sé explicarlo. Porque, además, deberíamos, como humanidad, llevar tal salto evolutivo que como especie deberíamos haber sido solo una: con sus millones de diferencias. Sólo así el humano puede ser reconocido como tal (al menos para mí) dentro de una matriz-Kosmos evolutiva y siempre cambiante.

¿Estamos a la puerta de algo? Ojalá y así sea.. pero cuanto más conozco, cuanto más intuyo menos certeza tengo de que realmente sea algo maravilloso. Simplemente es y será un paso más dentro de un ciclo. Sin meter, de momento, más ingredientes dentro de este caldo, lo único que ahora sé es que estamos igua que hace, quizás, un millón de años. ¿Qué nos diferencia? ¿quizás el tener una tele, una lavadora? Por favor… siempre han habido inventos, historias, alcances… pero esto realmente es síndrome de nada Absolutamente. Simplemente una adaptación externa a un simple hecho: la supervivencia.

El ser humano, como tal, todavía no ha hecho su aparición ni en el dobladillo de una auténtica existencia que le permita prolongarse mas allá de su corto espacio-temporal… y así, vamos sembrando con historias, ilusiones, percepciones… o algo ignoto porque no queremos entenderlo, nuestra vida, y nuestra vida, como esas lámparas de Bagdad también se agotan, y muy rápido, sólo quedará para esa probable posteridad, unos huesos, unas vasijas. De lo que sí estoy convencida es de que como venga otra era glacial no va a quedar ni el apunte de lo que hemos “sido”, y es que eso: somos como de risa cósmica, total y totalmente. La era de los plásticos se va a ir toda  a hacer puñetas en un plis plas y nada más….

Luego, eso sí, le echarán la culpa a los bildelberg (esos personajes ridículos), a los et’s malos, a la iglesia, a las religiones variopintas y absurdas en sí mismas, a las guerras, a las bombas, a que nos han anulado nuestro adn… Y sí, es muy probable que por ahí vengan los retazos de los hilos… pero quién diantres dejaba enteros esos hilos, si para ser tal y como somos hemos precisado de tantos miles de años, si hubiésemos estado conectados enteritos, no habríamos durado ni esos miles de años. Es por eso que quizás sea muy probable, que, lentamente, vayamos avanzando hacia una nueva era glacial, hacia una destrucción, y no por imposición de la mente-hombre en sí misma, ya que sólo es un artífice más, sino porque ya toca borrón y cuenta nueva…. Y si no, que se lo cuenten o le pidan cuentas de la historia a nuestra Madre Tierra: ella es quen sabe: nosotros NO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s